La ensaladilla rusa de La Bomba Bistrot

 

Hace pocos días se ha inaugurado en el tranquilo barrio de Chamartín, el restaurante La Bomba Bistrot (Pedro Muguruza, 5).

El restaurante es otra nueva iniciativa de Christoph Pais en Madrid, que ya triunfa entre nuestros fogones con el Rice Bar La Bomba (Augusto Figueroa, 22).

Este nuevo restaurante se encuentra situado en la tranquila calle de Pedro Muguruza y ocupa un local amplio, luminoso y decorado con gusto y sencillez. También cuenta con una estupenda terraza que ahora sabe a gloria pero que, además, los propietarios prometen tenerla abierta -convenientemente calefactada o refrigerada- durante todo el año. Un punto positivo a tener en cuenta.

Estuvimos el otro día tomando un arroz de carabineros en La Bomba Bistrot y debo reconocer que hacía tiempo que no comía un arroz tan logrado de sabor y de punto.

Christoph nos explicó cómo en sus arroces, todo el truco consistía en la elaboración de unos fondos de carne, verduras o pescado -según el tipo de arroz que vayamos a tomar- muy bien trabajados para que trasmitan al arroz todo el sabor de sus componentes de primerísima calidad. ¡Ahí es nada!

Así contado parece que no tiene mérito alguno, pero la falta de racanería en las cocinas de La Bomba Bistrot -nos explicaron la cantidad de marisco y pescado que un buen fondo de pescado requería-, hace que el arroz que tomamos estuviera “im-presionante”. En dos palabras. Con todo el sabor a mar del carabinero y sin la aspereza que encuentro en otros arroces de mariscos en los que se pasan muchos pueblos con los pescados de roca en plan morralla.

 

 

Labomba2

 

 

 

 

 

 

 

Y os preguntaréis: ¿Porqué el post se llama “la ensaladilla rusa de La Bomba bistrot cuando no hace más que hablar del arroz de carabinero?

Pues porque ya sabéis que yo soy una forofa incondicional de las ensaladillas -una es así de simple- y que me gustan de todos los tipos y colores.

Me habían recomendado la ensaladilla de Bomba Bistrot y no pude resistirme a tomar una tapa de este platillo, acompañada por una manzanilla fresquita. La ensaladilla estaba buenísima y con toda amabilidad nos explicaron la receta para lograr ese sabor: mucho bonito en aceite de oliva, un poco de ese aceite para aliñar la ensaladilla, para que no haga falta poner tanta mayonesa, agregar al aliño algo del líquido de los pepinillos en vinagre, y no poner en la ensaladilla más que la clara del huevo, evitando así que la yema empastezca la mezcla.

 

 

Labomba1

 

 

 

 

 

 

 

Nos quedamos con ganas de probar muchas cosas de La Bomba Bistrot (hacen un poulet du dimanche que en cuanto lleguen los primeros fríos hay que ir un domingo a probarlo, tartar de secreto de buey, la chuleta de belix, las patatas fritas en tres cocciones, el rape individual…

Lo que sí tomamos fue una ensalada de tomate para acompañar el arroz que también tenía el toque especial de los productos de buenísima calidad.

Enhorabuena al equipo de Christoph Pais por esta nueva apuesta culinaria en Madrid.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*