Ensalada campera súper fresca

 

 

 

 

 

 

campera

 

 

 

 

 

 

 

Cuando estamos de vacaciones las comidas se relajan y parece que con cualquier cosita para comer, podemos pasar. Además, como no apetece nada meterse a cocinar, acabamos tirando de comida preparada o de restaurante mucho más de lo que nuestra salud y/o nuestra economía recomiendan.

El truco para evitar la mala alimentación durante los días de vacaciones es echar mano de la imaginación y dejar preparado antes de ir a la playa, de excursión o a la piscina, un plato apetecible, fácil de tomar y con alimento suficiente para que sirva de plato único.

Esta receta de ensalada campera es muy socorrida porque, aunque lleva algunos elementos que hay que cocinar -los huevos y las patatas-, esto puede hacerse la noche anterior y, a la hora de montar la ensalada no andamos sofocados entre cacerolas.

Poniendo a la ensalada una buena cantidad de bonito en aceite, el plato resulta de lo más completo. Las endivias, además, admiten añadirse a la preparación desde el principio y continúarán  crujientes a la hora de comer aunque estén aliñadas desde hace un buen rato.

 

Ensalada campera súper fresca
Recipe type: plato único
Serves: 4-6
 
una variante de verno de la ensalada campera tradicional.
Ingredients
  • 4 patatas medianas sin pelar
  • 2 huevos
  • 2 cogollos de endivia
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate rojo bien duro
  • unas aceitunas verdes sin hueso
  • unos pepinillos en vinagre
  • 1 bote de 300 gr. de bonito en aceite
  • sal y vinagre
Instructions
  1. En una cazuela se pone agua con sal y se ponen a cocer las patatas con su piel y los huevos.
  2. Cuando las patatas estén blandas, se retira la cazuela del fuego y se deja enfriar. Conviene hacerlo el día anterior.
  3. A la hora de montar la ensalada se pelan las patatas y los huevos duros y se pican en trozos no muy pequeños que se colocan en la fuente de servir.
  4. Se pica menudo el pimiento, las aceitunas y los pepinillos y el tomate.
  5. Se añaden a la fuente y se aliña ligeramente con sal, un poco del líquido de los pepinillos y un poco del aceite del bote de bonito.
  6. Se mezcla todo bien en la fuente y se añade por último los trozos de bonito y las endivias, cortadas en trozos grandes.
  7. Se mete la fuente en la nevera hasta la hora de comer.

Una receta muy sencilla que cada uno puede adaptar a sus gustos particulares y que resulta muy rica y refrescante.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: