arroz con leche

Arroz con leche

 

 

 

 

 

 

Tengo un pequeño problema con el arroz con leche: Me encanta, pero, tengo el listón puesto tan alto, que casi nunca lo pido en restaurantes, si no sé a ciencia cierta que allí lo hacen rico de verdad. Por ejemplo, el arroz con leche de Casa Gerardo, en Prendes, es mi favorito. El de Diego Fernández, chef del Restaurante Regueiro, en Puerto de Vega, no tiene nada que envidiar.

Esta ñoñería mía se debe a que en mi casa, la abuela Paz hacía un arroz con leche que estaba de muerte, con la receta tradicional asturiana, regolviendo, regolviendo, como decía a mi abuela el párroco de Infiesto si le preguntaban por el secreto de su receta de arroz con leche. Este postre, que está tan rico en Asturias, no tiene más misterio que la calidad de la leche y la infinita paciencia de la cocinera. A ver si reunís un día tiempo y paciencia y os animáis a preparar la receta de mi abuela Paz del arroz con leche. Ya veréis como, desgraciadamente, hay un antes y un después.

 

arroz con leche
Author: 
Cuisine: cocina asturiana
Serves: 8-10
 
un postre tradicional cuyo misterio es la paciencia
Ingredients
  • 1 taza de arroz (unos 250 gr.)
  • 2 tazas de agua
  • 9 tazas de leche entera
  • 12 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 cucharada grande de mantequilla
  • 1 rama de canela
  • 1 cáscara de limón
  • 1 pellizco de sal
  • agua
Instructions
  1. Se pone a hervir el agua con el limón, la canela y la sa. Cuando hierva se añade el arroz.
  2. Mientras tanto se pone a calentar la leche en otra cazuela.
  3. Cuando casi se haya consumido el agua del arroz, se añade la leche caliente y cuando empiece a hervir, se agrega la mantequilla,
  4. Se revuelve con cuchara de palo continuamente, para deshacer el grano del arroz, que no se pegue al fondo de la cazuela y que el arroz con leche adquiera cremosidad.
  5. Deberá estar el arroz al fuego por unos 45 minutos. Cuando queden unos 10 o 15 minutos para acabar este tiempo, se añade el azúcar y se sigue revolviendo.
  6. Se vierte el arroz con leche en una fuente grande y plan y se deja enfriar un rato para que en la superficie se haga una nata, sobre la que, si se quiere se pone un poco de azúcar que se podrá quemar con un hierro de repostería o un quemador de gas.
  7. Se sirve frío o templado.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: