Poncelet cheesebar

 

 

Poncelet

 

 

 

 

 

 

 

Poncelet cheesebar es un espacio gastronómico -no sabría exactamente si definirlo como restaurante, bar o club social-, donde toda la actividad se desarrolla alrededor del queso. Situado en un amplísimo y elegante local, en el número 61 de José Abascal, nos deslumbra al entrar en él su decoración, cuidada, moderna y elegante, en la que conviven varios ambientes que van desde un par de barras a un comedor con vistas a un jardín colgante interior, o una biblioteca, dedicada, cómo no, a publicaciones sobre el universo del queso. Estuvimos tomando el otro día una cena ligera con nuestros amigos Mar y Javier -en Poncelet se puede tomar una comida ligera, aunque todo gire alrededor del no tan ligero queso- y tomamos platos sugerentes como la ensalada de Parmigiano Reggiano, la burrata di Corato  con atún rojo, la ensalada de pechuga de pollo de corral con queso Pouligny, las setas salteadas con virutas de Compté…

Pedimos también la coca de escalivada con queso de cabra y anchoa, los bocaditos de bonito de temporada con paté ahumado y queso Pata de Mulo y unos lomos de jurel con bastones de queso de Grazalema y remolacha. Hay otros platos igual o más sugerentes en las cartas -hay una carta de restaurante y comidas, digamos, serias, y otra carta de desayunos y picoteos más informales-, que van desde arroces, pastas, guisos excelentes, carnes y pescados. En todas las opciones se mezcla la comida con salsas o acompañamientos de quesos, bien seleccionados, que encajan en el plato sutilmente, acompañando el sabor principal, no enmascarándolo como sucede otras veces cuando el queso se utiliza a discreción sin demasiado conocimiento de causa.

 

Esta delicia de sitio tiene incluso recetas sin nada de queso y otras, en las que, a requerimiento del cliente, el queso se puede obviar en la cocina. ¿Quién da más?

 

Poncelet cheesbar, tiene también una magnífica tienda del mismo nombre, en la calle Argensola, en la que podremos encontrar cerca de 150 tipos de quesos de toda España y de otros ocho países de la Unión Europea y que es un primor de presentación, catalogación, asesoramiento y, cómo no, de producto.

Poncelet es un nombre a tener muy en cuenta, ya sea para hacer una visita a la tienda de quesos de Argensola, como para acercarse al cheesebar para picar algo o comer. No quedaremos defraudados.

Se me olvidaba: Postres muy ricos y precios muy razonables.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*