Pasta de queso y rúcula para sandwiches y canapés

 

Aunque no sea exactamente alta cocina, debo reconocer que a mí me gustan los sandwiches de Rodilla. Me transportan a mis años de estudiante en los que un par -o cuatro, o cinco- sandwiches y una Cocacola, constituían la mejor comida o merienda posible, con el escaso margen de maniobra que dejaba la paga que me daban en casa.

Confieso  que, de vez en cuando, sigo tomando sandwiches de Rodilla y he ido observando cómo Rodilla, presente en el mundo de la restauración en Madrid desde el año 1939, ha ido evolucionando para hacer que sus productos se adapten a la actual demanda y gustos de los clientes. Ya tenemos en sus mostradores sandwiches de pan integral, wraps, sandwiches de pollo con curry, de pavo con manzana… Un montón de opciones para todos los gustos, dietas y culturas.

 

sandwich1

 

A mí el sandwich de queso, nueces y rúcula me gusta muchísimo porque la rúcula es un ingrediente cuyo sabor, fresco y persistente, da un toque muy especial a este sandwich.

Podemos hacer fácilmente la pasta de rúcula y queso en casa y untar con ella pan de molde para hacer sandwiches o canapés, o croissanes o bolovanes para aperitivos varios.

sandwich1

Además, la rúcula, con ser tan sana o más que la lechuga, no tiene los malvados efectos colaterales de la misma, ya que se digiere estupendamente.

Una vez que tengamos esta crema de untar hecha en nuestra nevera, podremos utilizarla también como aliño express de ensaladas o platos de pasta así como de acompañamiento de carnes o pescados.

Si os animáis a hacerla, ya veréis que da un toque muy especial a todo.

 

Pasta de queso y rúcula para sandwiches y canapés
Cuisine: aperitivos
Serves: 6-8
 
Ingredients
  • 1 bolsa de rúcula
  • 100 gr. de queso cremoso tipo Philadelphia
  • 50 gr. de queso roquefort
  • 50 ml. de nata líquida
  • un puñado de nueces peladas
Instructions
  1. En la picadora se pica la rúcula y las nueces y se reserva.
  2. Se mezclan bien los quesos con la nata líquida y cuando quede una crema homogénea se añade la rúcula y
  3. las nueces picadas.
  4. Se mete en la nevera para que solidifique, por lo menos cuatro horas.
  5. Cuando llegue el momento de preparar los sandwiches o los aperitivos, se unta esta crema en el pan de molde o los hojaldres.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: