Tortilla de calabacín

Qué pesadez lo de pensar cada día lo que vamos a cenar. A mí me encantan las casas en las que se cena una manzana o un yogur pero, para bien o para mal, en mi casa a todos les gusta tomar algo más elaborado y consistente que eso antes de irse a la cama, con lo que tengo que pensar cada día algo no muy pesado, pero tampoco muy ligero, que luego se pasa hambre, y, sobre todo, que sea fácil de preparar o que se pueda dejar a medio hacer, que por la noche a mí me da mucha pereza lo de meterme a caciplar por la cocina. Esta tortilla de calabacín, receta de mi cuñado Javier, soluciona muy bien una cena. Y se hace bastante rápida, sobre todo si hemos tomado la precaución de haber preparado anteriormente el calabacín. Lo único que hay que hacer en un momento es cuajar la tortilla como si fuera una de patata. Está muy rica con el calabacín al dente y es muy ligera: ni engorda, ni sienta mal por la noche.

¡Ah!, y si sobrara, por la mañana, se calienta un poco en el microondas y con un café con leche hace un desayuno de lujo.

tortilla de calabacín

Tortilla de calabacín
Serves: 4
 
Ingredients
  • 2 calabacines medianos
  • 3 huevos
  • un poco de aceite y sal
Instructions
  1. Se pelan los calabacines y se cortan en rodajas no muy delgadas
  2. Se pone una sartén al fuego con un fondo de aceite y, a fuego suave, se van rehogando los calabacines hasta que estén ligeramente ablandados.
  3. Se sacan de la sartén, se salan y se guardan hasta que se vaya a cuajar la tortilla.
  4. En un bol se baten los huevos, se añaden los calabacines y se cuaja la tortilla en una sartén con un poco de aceite.
  5. Se da la vuelta con un plato la tortilla y se dora por el otro lado.
  6. Se sirve caliente.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: