Bar Tomate

 

El Bar Tomate es uno de estos sitios de Madrid que todavía sigue en el candelero, pese a que ya se haya pasado el furor de un par de años atrás en que reservar una mesa allí era poco menos que imposible.El truco de este establecimento, como en general todos los bares y restaurantes del Grupo Tragaluz, es servir comida sencilla, preparada de una forma imaginativa y mantener unos precios razonables. Y un marketing estupendo que hace que estos sitios se pongan de moda entre la gente guapa, y el boca a boca hace que estén siempre de bote en bote.

Magret de pato

 

El otro día estuve comiendo en el Bar Tomate (Fernando el Santo,26 y, la verdad es que la experiencia no estuvo nada mal.

Como había quedado con unas amigas a las que no veía desde hacía años y teníamos mucho que contarnos, no nos molestamos casi ni en mirar la carta y fuimos directamente a pedir el plato del día: un magret de pato, a la plancha, con su jugo y unos dados de calabaza. Estaba muy rico, aunque se echaba de menos alguna salsa de frutos rojos para acompañar la carne.

Mientras esperábamos que nos trajeran la comida, tomamos un clásico de la casa, los fritos de alcachofa, que me siguen encantando, aunque tomas más “frito” que alcachofa.., pero, bueno, estan riquísimas.

La carta de postres del Tomate es sugerente y apetecible y una buena opción para acompañar un café o un té a media tarde: coulan de chocolate, tarta de manzana, tarta de chocolate… Nos decidimos por un tiramisú.

Por resumir, una vez más, el Bar Tomate cumplió su función para estas reuniones a mediodía con mis amigas y pudimos comer más que dignamente, en un ambiente agradable y por un precio que superó ligeramente los veinte euros. Sin duda es una opción a tener en cuenta ara comer o cenar por la zona de La Castellana.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*