La pavlova del restaurante La bomba bistrot

Ya he hablado en alguna otra ocasión del restaurante La bomba bistrot (Pedro Muguruza, 5) y no quiero andar repitiéndome diciendo que me gusta mucho la decoración y el ambiente y que allí se come francamente bien, una comida cuidada en la forma y en el fondo.

Estuvimos un domingo para probar un plato al que le tenía ganas: el poulet du dimanche, que, con gran éxito de crítica y público y, como su nombre indica, ofrece Christoph, el dueño del restaurante, a sus fieles clientes en los días festivos. Una vez más, todo riquísimo allí: las croquetas, la tortilla de trufa, los berberechos… Todo servido y cocinado con mimo y con originalidad.

Para el famoso “pollo del domingo”, no tengo palabras: Impecable; cocinado a nosecuántos grados , durante nosecuánto tiempo, como nos explicaba Christoph mientras colocaba enfrente de los comensales  el suculento pollito con su piel churruscante, su relleno y sus patatitas fritas. Yo no podía pensar más que en empezar a atacar el plato, que estaba tan rico como parecía.

Para terminar tomamos un postre que también me encantó: una pavlova exquisita. He encontrado la receta de este postre, que por lo visto es muy típico de Nueva Zelanda (¡) y que debe su cosmopolita nombre porque fue elaborado en honor de la  famosa bailarina clásica, Anna Pavlova. Rico, no, lo siguiente.

 

Pavlova

 

La pavlova del restaurante La bomba bistro
Recipe type: postre
Cuisine: francesa
Serves: 6
 
Ingredients
  • 4 claras de huevo
  • 200 gr. de azúcar glass para el merengue
  • 1 cuch. de moka de vinagre
  • 1 cuch. de moka de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de café de Maizena
  • 1 brick de 250 cc. de nata para montar
  • 2 cuch. de azúcar para la nata
  • fruta fresca al gusto para decorar (frambuesas, moras, mango...)
Instructions
  1. Se montan las claras a punto de nieve, se incorpora con cuidado el azúcar glass y se siguen batiendo hasta que el merengue esté brillante. Se añade también la maizena y el vinagre.
  2. Se calienta el horno a 120º y se prepara un círculo de papel de horno del tamaño aproximado de un plato llano.
  3. Se coloca el merengue sobre este círculo, cuidando que los bordes queden más altos que el centro, para que no se salga el relleno.
  4. Se mete al horno el merengue, donde deberá cocer al menos 75 minutos. Después, apagar el horno y dejar enfriar el merengue con la puerta abierta.
  5. Mientras, montar la nata hasta obtener una nata montada y endulzar ligeramente.
  6. Rellenar la pavlova con la nata y decorar con la fruta elegida.
  7. Servir a temperatura ambiente

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: