La Terraza de Inari, en la Moraleja

El Restaurante Inari se ha convertido en uno de los sitios a los que solemos recurrir en la familia cuando se trata de comer fuera de casa. La verdad es que nos encanta el tipo de comida japonesa que ofrece Inari: la calidad de los ingredientes, la originalidad de las recetas y la imaginación que derrocha Nacho, el dueño, en la interpretación de las mismas. La comida de Inari es rica, ligera e imaginativa y por eso no resulta cansado repetir: siempre tienes nuevas sugerencias que probar. En Inari el ambiente es muy agradable pero, con la llegada del buen tiempo, un plus de ir allí es poder comer o cenar en la terraza.

El otro día estuvimos allí a medio día -un día laborable- y disfrutamos de una comida muy especial en la magnífica terraza que rodea el restaurante. Resulta que tienen unos menús, que incluyen todo, todo:bebida, café postre y, por supuesto una riquísima y abundante selección de comida japonesa de magnífica calidad. El precio es muy razonable (creo que son 22€ por persona).

Para empezar tomamos ensalada de wakame y un tartar de atún, que es que lo bordan.

El menú incluía sushi, sashimi, unas giosas de carne de cerdo súper buenas y no sé cuántas cosas más. Todo con sus  correspondientes salsas y en cantidad más que abundante.

Bueno, unas fotos aclararán mejor mi inexcusable falta de rigor en los nombres de los platos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una comida estupenda. Seguro que volvemos pronto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*