Categoría Verduras

alcachofas con gambas

Una receta muy rica y que se prepara en un momento. Sólo hay que contar con unas buenas alcachofas cocidas. Yo utilizo desde hace bastantes años, los botes de cristal de Conservas El Juncal. Salen estupendas y no saben nada “a bote”. También queda muy bien esta receta con las alcachofas congeladas, pero hay que cocerlas. Para preparar este plato se escurren las alcachofas y se colocan en una fuente.

Continúa leyendo

Ensalada de canónigos, rúcula,queso azul y nueces caramelizadas

Me manda mi amiga Paloma una receta de ensalada que está súper buena. Se trata de hacer un ensaladón que nos deje saciados y que, en un sólo plato, liquidemos la comida. El resultado es una ensalada muy aromática -por el aliño de naranja-, muy saciante -las nueces y el queso azul- y muy completa, con toda la cantidad de verde que lleva y la manzana. La ensalada original lleva

Continúa leyendo

Tortilla de calabacín

Qué pesadez lo de pensar cada día lo que vamos a cenar. A mí me encantan las casas en las que se cena una manzana o un yogur pero, para bien o para mal, en mi casa a todos les gusta tomar algo más elaborado y consistente que eso antes de irse a la cama, con lo que tengo que pensar cada día algo no muy pesado, pero tampoco muy

Continúa leyendo

Pesto de acederas y pistachos

El otro día estuve en un vivero, con objeto de buscar plantas aromáticas para reponer las que suelo tener en la ventana de la cocina: hierbabuena, salvia, orégano,perejil…, que estaban las pobres bastante pachuchas, tras sufrir los calores del verano. Me encontré con que entre las numerosas plantas comestibles que ofrecían, estaba la acedera: una planta que nunca había usado en cocina pero que tenía un aspecto de lo más

Continúa leyendo

Tagliatelle con pisto

¡Adoro la pasta! Además, sirve de soporte para todo tipo de menús, desde los más lujosos, con marisco, con trufa blanca -estamos en temporada-, hasta los más sencillos como los típicos macarrones con tomate y chorizo que tanto gustan a niños y mayores. El otro día preparé un plato de pasta de lo más pintón con un poco de pisto que me quedaba por la nevera. En vez de ponerle

Continúa leyendo