Taberna La Radio; cocina sencilla con excelente materia prima

Bien es sabido que como en el norte de España se come en pocos sitios. Hoy os voy a recomendar La Radio, un restaurante (o taberna, como le gusta denominarlo a su propietario Mariano Moya) donde acuden los naturales de Santander, es decir, un sitio bueno, rico y, sobre todo, a buen precio, y que es uno de los favoritos de mis amigos Reyes y Juan. Nos alejamos de los indeseados “restaurantes para turistas” que elevan sus presios hasta el cielo y descubrimos un local donde sirven materia prima de calidad y siempre fresca. La especialidad de la casa, como era de esperar, pescados y mariscos recién traídos del Cantábrico. Todo un homenaje para los amantes de los frutos del mar. 

Con aspecto rústico y siempre a rebosar, La Radio recibe a sus clientes con una extensa barra que presenta las pescas más importantes de la jornada. Rodaballos, bonitos, sardinas, almejas, nécoras, gambas, cigalas, percebes… La oferta es siempre amplia y variada. De las paredes cuelgan varios carteles hechos a mano con los productos destacados del día y el precio por ración que ponen aún más difícil la tarea de elegir.

Apuntarse en la lista de espera para sentarse en una mesa a comer o cenar suele ser lo habitual, pero el tiempo vuela con una caña y una ración de rabas en la barra. La rapidez y la eficacia del personal consiguen que los clientes no desesperen. Una vez sentados en una de sus mesas con manteles de papel y con una botella de Cantarranas Verdejo 2010, de Denominación de Origen Rueda, bien fresquita, o alguno de sus múltiples vinos blancos, comienza el festín.

Cigalas en salsa, Vieiras gratinadas con centollo, Percebes del lugar (25 euros/ración),

Percebes del Cantábrico en Taberna La Radio

Rabas con cebolla, Almejas a la sartén (20 euros/ración),

Almejas a la sartén en Taberna La Radio

y las famosas Patatas a la importancia con almejas, son algunos de los manjares marinos que probamos. Las raciones son abundantes y no dejan con hambre a nadie. Cabe destacar también los arroces de la casa, como el caldoso con bogavante y las Paellas, así como los Garbanzos con bogavante, otro de los platos estrella de la taberna.

En cuanto a las carnes, La Radio ofrece también un estupendo Chuletón de vaca vieja, Secreto ibérico y Costillas asadas, entre otros. Sin embargo, viniendo de Madrid nos apetecía más probar las especialidades del mar.

A lo que no pudimos resistirnos es a sus postres caseros. Todos los que ofrece la carta son elaborados artesanalmente y las raciones pueden compartirse sin problema. Nosotros recomendamos la Tarta de chocolate (3,50 euros) y la Tarta de queso de cabra (3,50 euros).

La Radio es un mítico, un clásico, un restaurante donde acudir a darse un homenaje de comida cántabra a buen precio y siempre con la mejor calidad. Rodeado de santanderinos y de, faltaba decirlo, radios antiguas que decoran cada rincón del local y lo convierten en un espacio campechano y acogedor.

Dirección: General Dávila, 103. 39006 Santander.

Teléfono: (+34) 94 223 26 28

Página web: Taberna La Radio

Horario: 12.00h a 24.00h ininterrumpidamente.

Horario del comedor: 13.00h a 16.00h y 20.00h a 00.00h.

– Cerrado domingos por la tarde y lunes todo el día.

Nota: 4 sobre 5

4 comentarios sobre:
“Taberna La Radio; cocina sencilla con excelente materia prima”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*