La Embajada; una vuelta al mundo en la cocina

Cuatro son los restaurantes que La Embajada ha presentado en su reciente apertura. Este local de la calle Juan Bravo cuenta con una de las mayores ofertas de la capital ya que alberga dentro de su edificio un restaurante mediterráneo, otro japonés, uno mexicano y un sky bar. Interesante, ¿verdad? Así es La Embajada. El objetivo de este modelo gastronómico es ofrecer diferentes experiencias en un mismo lugar para que los comensales vuelvan para seguir conociendo las cocinas de cada especialidad y encuentren siempre nuevas propuestas. Una mezcla de tradición española gracias a su parte mediterránea, con dos de las gastronomías más potentes del mundo: la japonesa y la mexicana. Para rematar, un espacio en su azotea donde poder disfrutar de copas y combinados de las mejores marcas, música chill out, fiestas con dj´s y tardes de afterwork.

Flautas de pollo (La Embajada)

En nuestra visita pudimos conocer los cuatro espacios (ambientados y decorados según la temática de su cocina)  y degustar los platos de referencia de cada uno de ellos. Os contamos lo que probamos.

Empezamos en 大使館, el restaurante japonés que significada “Embajada”, con una degustación de Gyozas de pollo con chili dulce (7 euros), Maki suhis de atún rojo picante (14,5 euros), Uramakis de lubina y aguacate acevichado (14,5 euros), Nigiris de hamburguesa waygu, huevo y trufa (12,5 euros) y Hosomakis de langostino, panko y tobiko (12,5 euros). La fusión está muy presente en cada bocado gracias a la experiencia en cocina nikkei de Sergio Hernández. Buen producto y buena mano a la hora de elaborarlo, el resultado tiene que ser bueno.

Uramaki de foie y pera caramelizada (La Embajada)

Continuamos con El Mexicano de La Embajada, que cuenta con una amplia colección de calaveras de cerámica mexicanas hechas a mano. En la carta encontramos las creaciones de su jefe de cocina, el mexicano Ernesto Diomar, que representa las recetas de referencia de su país: Guacamole del Embajador (8,70 euros), Flautas de pollo (12,5 euros), Panuchitos de cochinita pibil (11 euros)… entre otros. Los tacos y las quesadillas tampoco faltan, y para rematar, nada mejor que acompañar estos ‘platillos’ con una auténtica michelada.

Terminamos en La Biblioteca, el restaurante mediterráneo de la primera planta que alberga una de las mejores colecciones de libros de embajadores en España. En cuanto a su oferta gastronómica, el chef Jose Luis Sánchez del Río prepara recetas con ingredientes mediterráneos e influencias de todo el mundo. El Ceviche limeño de langostinos con choclos crujientes y gelatina de cilantro (12 euros), los Solomillos de pollo a baja temperatura al teriyaki con lima y arroz coconut con nueces de Macadamia (12,5 euros) son algunas de las propuestas más arriesgadas, frente a carnes y pescados más clásicos en los que el producto principal queda como protagonista absoluto.

Atún rojo (La Embajada)

Postres japoneses, mexicanos y mediterráneos con guiños a diferentes países nos permiten rematar la experiencia. Destacan la Pie de limón al estilo del Embajador (5,5 euros), los Mochis de chocolate (6,5 euros) o los Daifukus de fresa (6,90 euros), o cualquiera de las elaboraciones con cajeta de la carta mexicana. Cada espacio tiene además su propia barra donde se pueden degustar los cócteles más representativos de cada país. Cervezas, sakes, una amplia carta de vinos, cócteles y combinados invitan a quedarse de sobremesa o a subir a su azotea y apostar por una noche diferente. En La Embajada es difícil decidirse, pero sea cual sea vuestra elección final seguro que salís satisfechos y con ganas de seguir conociendo este espacio multifuncional de la capital.

Dirección: Juan Bravo, 43. 28006 Madrid.

Teléfono: (+34) 91 401 20 64

Página web: La Embajada

Horario: 08.00h a 02.30h.

- Nota: 7,5 sobre 10

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*