El huevo y sus misterios

Ya sabemos que es un clásico en nuestra nevera y que en cualquier supermercado, hiper o incluso en los colmados un domingo, lo cual nos salva de un apuro,  podemos encontrarlo en un lugar preferente. Pero, ¿conocemos realmente los trucos y consejos para cocinar el huevo? Aquí os dejo unos cuantos que al menos a mi me resultan muy útiles.

 

Los huevos duros, y perfectos

Si has pensado en hacer huevos duros, antes de nada, ¡piénsalo con antelación! Tenemos que sacarlos al menos media hora antes de la nevera para que no sufra un cambio de temperatura que afecte a la cáscara. Si no queremos que se nos rompan, además, podemos poner un poco de sal en el agua de la cocción o bien una cucharada de vinagre. Y tan importante es el momento de la cocción cómo qué hacer a continuación cuándo retiramos los huevos del fuego. Eliminaremos el agua y en el mismo cazo añadiremos agua fría y los mantendremos unos minutos. E importante a tener en cuenta es no dejarlos más de 12 minutos cociéndose ni mantenerlos en el agua caliente una vez hemos apagado el fuego…. De lo contrario, veréis el círculo oscuro de la yema, tan poco estético en cocina.

Truquitos rápidos para recetas con huevo

En tortilla, en repostería, revueltos, rotos… un sinfín de posibilidades y la verdad es que intentamos siempre reducir su consumo por aquello de que “es malo para el colesterol”. Pues resulta que en época de resfriados como la de ahora es muy bueno, ya que aporta proteínas que son las que componen nuestros anticuerpos. Si tuviera que daros los mejores consejos para elaborar vuestros platos os diría por ejemplo que para batir las claras de forma más ràpida podéis poner un pellizco de sal mientras batís y notaréis el resultado, O para los miedosos del aceite como yo, cuando hagáis huevos fritos y que no salte el aceite, podéis poner al aceite antes de echar el huevo una pizca de harina o maizena. También para que los huevos revueltos no se peguen probad a echar una pizca de sal a la sartén, antes del aceite, así evitaréis tirar la dichosa sartén que un día dijistéis que sólo usarías para tortillas.

Y hablando de tortillas, voy a coger unos huevos de la nevera y a cenar que me ha entrado apetito. Quedará más apetitosa si echas un poco de leche antes de batir los huevos.

10 comentarios sobre:
“El huevo y sus misterios”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*