En Semana Santa, rosquillos de anís

En mi casa, mi madre siempre ha preparado los rosquillos y estaba tan acostumbrada que casi nunca valoraba lo buenísimos que estaban hasta que me independicé y los rosquillos empezaron a llegar a cuentagotas y en “tupper con la ración que tocaba por familia”, un clásico para distribuirlo entre mis hermanas y yo, y que no hubieran enfrentamientos :)

Yo que soy chica lista, el otro día calculé que más o menos ya tocaba por fechas que mi madre los hiciera para practicar antes de Semana Santa y zas! la pillé. Le he invitado a casa para que los hagamos juntas. Son un clásico de Semana Santa y no son tan difíciles de hacer como parece, lo único que necesitamos son ingredientes y un poquito de tiempo.

rosquillos-semana-santa

En Semana Santa, rosquillos de toda la vida
Author: 
Recipe type: Postre
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 4-6
 
Ingredients
  • 4 huevos
  • 2 tazas de azúcar
  • 2 tazas de aceite
  • 1 taza de leche
  • 2 tazas de anís (sí, no me equivoco, son 2, y incluso un poquitín más)
  • 2 sobres de gaseosa de repostería por huevo
  • (es decir, un total de 8 sobres, los puedes encontrar en el Mercadona, por ejemplo, o en otros establecimientos con la marca "El tigre")
  • Ralladura de un limón
  • Harina (la cantidad será la que la masa nos permita hasta que quede una masa que se pueda trabajar)
  • Aceite de girasol para freir los rosquillos
  • 1 cáscara de naranja o limón
  • Azúcar
Instructions
  1. Antes de ponernos manos a la obra, un consejo: es mejor trabajar la masa de los rosquillos de un día para otro, así que "si podéis" dejad la masa hecha y que repose bien tapada hasta el día siguiente.
  2. Se separan las claras de las yemas y se baten bien las primeras hasta que queden a punto de nieve. A continuación, añadimos las yemas y seguimos batiendo. Vamos incorporando poco a poco todos los ingredientes y por último la harina hasta conseguir una masa que se pueda trabajar.
  3. Cuando la masa de los rosquillos haya resposado, ya podemos ir dando forma. Prepararemos una sartén grande a fuego medio para que se nos hagan por dentro y no queden crudos, con bastante aceite de girasol y una cáscara de naranja (o limón)que le dará sabor.
  4. Nos mojamos las manos con un poco de aceite (es pringoso, lo sé, pero mejor eso que no se nos pegue todo en las manos)
  5. Vamos formando bolitas a las que daremos forma y vamos colocando en la sartén (cuando las cáscara de naranja ya esté dorado la sacamos de la sartén, aparte de sarle gusto conseguiremos que no se nos llene de espuma el aceite).
  6. Preparamos un bol con azúcar y un poco de harina (para que se adhiera mejor al rosquillo) y rebozamos los rosquillos cuando éstos ya estén doraditos.

Es una receta muy especial, así que os recomiendo que en estos días de descanso, si tenéis un poco de tiempo la probéis. Y si tenéis niños, ya sabéis, dejad que sean ellos los que rebocen los rosquillos. Yo lo hacía y tengo muy buenos recuerdos de esos momentos. Bon profit!!

rosquillo-semana-santa

6 comentarios sobre:
“En Semana Santa, rosquillos de anís”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: