Albóndigas para niños que odian la verdura I

Os garantizo que mi hija lo primero que va a hacer hoy cuando vea el plato de comida, uno de sus favoritos por otro lado, es hacer las mil y unas para quitar todos y cada uno de los guisantes “verdes” que encuentre en su plato de albóndigas.

Y digo que lo hará con los guisantes, porque si encontrara trozos de pimiento o cebolla haría lo mismo. Así que, como no, mi misión hoy es engañarla y para ello os presento estas fantásticas albóndigas de pollo para niños que no soportan encontrar tropezones de verdura. Unas albóndigas con una salsa diferente de la de tomate, de la cual se abusa bastante. Con pimiento, cebolla y un tomate escaldado, les proporcionamos la cantidad de verdura que ellos necesitan.

albondigas-niños-salsa-verduras

 

Albóndigas para niños que odian la verdura
Author: 
Recipe type: Plato principal
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 4
 
Albóndigas de pollo con salsa de pimiento, cebolla y tomate para los que no soportan encontrar tropezones
Ingredients
  • Una bandeja de albóndigas de pollo (yo las compro en la carniceria)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate maduro para escaldar
  • Un vaso de guisantes congelados
  • Dos o tres patatas grandes
  • Aceite
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal
Instructions
  1. En un cazo, calentamos un poco de aceite y echamos la cebolla troceada, dejando que poche un poco.
  2. A continuación, añadimos el pimiento rojo también troceado y por último el tomate sin la piel y cortado a trozos
  3. TRUCO: Para facilitar la tarea de pelar el tomate, va muy bien escaldarlo con agua hirviendo un par de minutos y ponerlo después en un bol de agua fría; la piel saldrá con facilidad.
  4. Por otro lado, en una cazuela doramos un poco las albóndigas con aceite y añadimos las patatas bien troceadas. Dejamos que se cocinen un poco a fuego no muy fuerte y echamos el vino blanco.
  5. Cuando se haya absorvido parte del vino echamos un vaso o dos de agua, que cubra bastante para que se cuezan las patatas.
  6. A las verduritas que teníamos en el cazo, una vez estén bien blanditas, les echaremos un poco de sal y las trituramos bien para que quede una salsita.
  7. TRUCO: Si queremos una salsa un poco más densa se puede añadir un poco de nata de cocina, pero no es necesario.
  8. La salsa que obtengamos de las verduras la incorporaremos a la cazuela de albóndigas y dejaremos que se cocine todo hasta que veamos que las patatas estén tiernas. Es el momento de añadir también el vasito de guisantes para que se cocine todo.
  9. Y listo, bon profit!

 

5 comentarios sobre:
“Albóndigas para niños que odian la verdura I”

Responder a Loli Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: