Conserva mejor los bocadillos de la familia

Des de que hemos empezado con los colegios y las rutinas del trabajo, el bocadillo es el rey del recreo y, para los mayores, y con esto de la crisis, el bocadillo hecho en casa, empieza a ser lo más habitual para rascar unos eurillos.

Y ya que los bocadillos y sandwiches tienen que aguantar dentro de mochilas y bolsos, debemos procurar conservarlos de la mejor manera posible para que resulten tan apetitosos y apetecibles como cuando los preparamos. Os paso algunos consejos y trucos, esta vez, para conservar mejor vuestros bocatas, confiando en que os resulten útiles.

 

bocatas-conservacion

 

1. Congelador:  Si disponéis de poco tiempo, o pocas ganas, podéis hacer los bocadillos y congelarlos. Para el momento de consumirlos, estarán perfectos, sobre todo, si el pan está muy tierno y recién horneado (se conservará mejor y el pan estará más crujiente) . Hay mamás que congelan los bocadillos de la semana, de lunes a viernes, listos para consumir, para toda la familia. Se pueden congelar con o sin relleno. Probad y quedaos con la opción que más os convenza.

2 Frigorífico: Otra opción es dejar el bocadillo en el frigorífico hasta la mañana siguiente. Si el pan es reciente y lo untamos con tomate, un poco de aceite y el embutido que prefiráis, el resultado será un bocadillo listo para la hora de consumir. Para ponerlo en la nevera, usaremos papel de aluminio.

En el caso de sandwich de pan de molde, probad a hacer el sandwich y envolverlo con papel de cocina absorvente y a continuación con papel de aluminio, para que se mantenga esponjoso y tierno

3. Bolsas de bocadillo: Para facilitarnos la tarea de que los bocadillos se mantengan frescos y garantizar la mejor protección de los alimentos de una forma fácil y segura, he descubierto otro sistema y son las bolsas de bocadillo con cierre adhesivo de Albal. No conocía este producto y os confieso que me ha resultado muy útil en particular a mi que cada día llevo bocadillos al trabajo.

Están diseñadas con un material reforzado que permite envolver, transportar y proteger los bocadillos de una forma fácil y sana.

bolsas-bocadillos-albal

4. Tuppers o fiambreras: En los colegios, ahora optamos también por una nueva solución y es poner a los niños fiambreras o tuppers. Son  fiambreras compactas de tamaño pequeño orientadas a los más pequeños, con diseños muy golosos. Son perfectas para transportar galletas, muffins o pequeñas piezas de merienda y almuerzo. Su opacidad garantiza una buena conservación. Y además son ideales para cuando los niños van de excursión y deben llevar la comida a cuestas.

Aquí tenéis un ejemplo dela tienda Gadgets cuina 

fiambrera-mediana-lunchbox-vaca

 

 

 

 

 

 

 

5. Bocadillos calientes: Por último, comentaros que si el relleno que tenéis pensado utilizar es caliente (una tortilla, frankfurt, carne, etc) no olvidéis dejarlo enfriar antes de montar el bocadillo, porque de no ser así, el pan se reblandecerá y ¡no hay nada más odioso que comer “chicle”!

Creo que estas cinco ideas o trucos os pueden ser útiles para los desayunos diarios pero si tenéis vuestro propio truco, no dudéis en enviarme email para que pueda compartirlo con vosotros a begomh@periodistes.org

dejad vuestro comentario en el post

o  bien en facebook

www.facebook.com/detectivedecuchara


 

 

5 comentarios sobre:
“Conserva mejor los bocadillos de la familia”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*