Croquetas de aprovechamiento, no se tira nada

El fin de semana no todo el mundo tiene ganas de meterse en la cocina, así que muchas veces los domingos optamos por el socorrido pollo asado o pollo a l’ast, como lo llamamos los catalanes.  Según los comensales, uno o dos pollos siempre caen pero… ¿no os ha pasado que alguna vez os sobra y no siempre lo sabemos reutilizar? Si lo comemos al día siguiente está tan seco que es imposible masticar y, en tiempos de crisis, aunque soy ya todo un tópico, la economia no está como para tirar cosas a la basura, ni debemos hacerlo.

Pues yo misma me encontré con el caso, y se me ocurrió preparar unas ricas croquetas de aprovechamiento con pollo, y como salieron tan súper buenas (dicho por mi hija) os lo cuento, por si algún día os pasa, que sepáis lo que podéis “re-cocinar”. A mi me salieron croquetas para un par o tres de veces así que congelé algunas.

croquetas-aprovechamiento

Croquetas de aprovechamiento con 'pollo a l'ast'
Author: 
Recipe type: Entrante o aperitivo
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 4
 
Una manera de aprovechar las sobras y convertir un plato en otro igual o más sabroso
Ingredients
  • Pollo a l'ast que nos sobró del domingo
  • Jamón serrano picado (de éste del que siempre quedan algunas lonchas en la nevera)
  • 1 huevo duro
  • Para la bechamel:
  • 40 gr. Mantequilla
  • Un chorrito de aceite (una cucharada sopera)
  • Cebolla picada muy finita
  • Harina (2 cucharadas)
  • ½ l Leche (o un poco más según veamos la textura)
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Para el rebozado:
  • 1 Huevo batido
  • Pan rallado
Instructions
  1. Desmenuzamos bien el pollo y lo picamos junto con el jamón.
  2. Troceamos bien el huevo duro
  3. Para la bechamel ponemos a derretir en un cazo un poco de mantequilla y añadimos una cucharada sopera de aceite.
  4. Incorporamos la cebolla picada hasta que quede transparente.
  5. Tostamos la harina de maíz en la mantequilla y cebolla que hemos dorado (aunque quede grumosa no pasa nada), y añadimos la leche caliente poco a poco para que no se formen grumos. La bechamel debe quedar espesa (aunque no demasiado) así que controlaremos a través de la leche la textura de la salsa.
  6. TRUCO: Podéis dorar un poco la harina previamente para quitarle el sabor a crudo.
  7. Retiramos del fuego un poco antes, echamos sal y un poco de nuez moscada y ponemos de nuevo el cazo a fuego lento unos 5 minutos más o menos
  8. Cuando tenga el espesor adecuado, añadimos la picada de pollo, jamón y, a continuación, el huevo duro.
  9. Mezclamos bien y retiramos.
  10. Lo pondremos en una fuente o bandeja. Tapamos con film trasparente, agujereamos un poco y dejamos reposar hasta el día siguiente.
  11. Con la masa reposada y ayudándonos de dos cucharillas damos forma a las croquetas y las pasamos por huevo y pan rallado.
  12. Freimos en abundante aceite a temperatura medio-alta para que no se deshagan.
  13. Dejamos en un plato con papel de cocina para que absorva el aceite y, como dicen los chefs, emplatamos.
Notes
¿Os habéis fijado en la foto? El pan de molde tostado tiene forma de flor. Sólo tenéis que usar moldes cortadores de galletas y tendréis una bonita forma en el plato que les encantará a los niños

Y aprovecho esta receta para comentaros que en el mundo se tira la mitad de la comida, algo irracional que debemos erradicar. Des de este pequeño rincón os animo a “aprovechar la comida” y a organizar mejor nuestras comidas para hacer un consumo responsable. Todo sea por nuestra salud y la del planeta.

 

1 comentario sobre: “Croquetas de aprovechamiento, no se tira nada”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: