Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: El festín de Raquel

19dic 12

Sopa dulce para almas tristes

“Avanzaba el otoño y aquel día durante la comida las lágrimas asomaron a sus ojos, rodaron por sus mejillas y cayeron en la cuchara mientras sorbía lentamente la sopa caliente. La sopa le había quedado algo sosa, como era habitual, pero el sabor salado de las lágrimas lo compensaba. Recordaba otras sopas tristes, pero cada vez le resultaba más difícil disimular y esta vez el nudo en la garganta le impedía tragarse el líquido. La sopa se enfriaba en el plato mientras de sus ojos las lágrimas brotaban ya a borbotones.”

SOPAS DE CUENTO

De niña me fascinaba el cuento de La sopa de ajo, en el que un caballero muy rico se pierde en el bosque y medio muerto de hambre prueba una sopa preparada con un poco de pan seco, aceite, sal y un diente de ajo. El hambre hace que aquella sopa le parezca el mejor manjar que jamás ha probado. Me gustaba imaginar aquel personaje, cuchara en mano, sorbiendo la sopa humeante, por eso he querido empezar este post dedicado a la sopa con un relato.

Es un plato muy popular y bien considerado, ya que se le atribuyen numerosas propiedades saludables: lo cura todo, según mi madre. Y es cierto que las sopas son fuente de vitaminas, proteínas y minerales, y además son fáciles de digerir, así que se aconsejan a cualquier edad.

TAMBIÉN EN VERSIÓN DULCE

El secreto de una buena sopa está en el caldo, que al prepararse con multitud de ingredientes (pollo, verduras, pescado, pasta, legumbres, etc.), concentra vitaminas, minerales… Pero a las tradicionales sopas de ave o de pescado, hoy se pueden añadir otras recetas más innovadoras para preparar en ocasiones especiales como las que se acercan. La que os propongo hoy es una sopa en versión dulce, que servirá para alegrar el día a cualquiera, incluida la joven del relato.

SOPA DULCE CON SORBETE DE PERA

Preparación: 10 min.

Cocción: 40 min.

  • 1 litro de buen vino tinto (cuanto mejor sea el vino, mejor el resultado, aunque no hace falta que sea un vino caro, un buen vino joven servirá)*
  • ½ litro de moscatel
  • 1 ramita de canela
  • 4 clavos (especia)
  • piel de limón
  • piel de naranja
  • 250 g de azúcar
  • 1 kg de peras Conference maduras

Pelar las peras, trocearlas y poner a cocer en agua con algo de azúcar. Cuando estén listas, escurrir y triturar. Reservar en la nevera.

Con el caldo de la cocción de las peras, preparar un jarabe (en un cazo hervir la misma cantidad de azúcar que de caldo).

Enfriar y mezclar con la pulpa de las peras. Guardar en el congelador.

Para preparar la sopa de vino: poner al fuego 250 gramos de azúcar con vino tinto, moscatel, clavo, canela y las pieles de naranja y de limón. Dejar reducir hasta conseguir una quinta parte del total del volumen inicial. Enfriar.

Poner en un plato una pequeña cantidad del vino reducido y colocar en el centro las bolas de pera helada.

* Truco: El alcohol es un ingrediente más, que ayuda a resaltar los aromas del resto, además la cantidad de alcohol que queda al final de la cocción es muy poca, así que no tiene efectos sobre la salud. Eso sí, si los comensales van a ser niños o personas con problemas de hígado es mejor servir las peras en almíbar tal cual con un poco de helado de vainilla, por ejemplo, y dejar la receta de la sopa para otra ocasión.

En cualquier caso, ¡buen provecho desde mi blog!

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Un comentario

  1. […] pleno invierno, que además entró fuerte con mucho frío, este plato de cuchara viene que ni pintado. Es una receta francesa que nos va a hacer quedar bien tanto en una cena de […]

    Responder

Deja un comentario

*