Saquitos de chipis

Hoy, como es domingo toma preparar un plato acorde a un día de fiesta, por eso he decidido hacer este plato sencillo de preparar, pero que queda una presentación de profesional.

Un día comiendo en un restaurante nos pusieron un brick con bechamel de chipis, y pensé este no tiene que ser muy dificil de preparar en casa y además está muy rico. Cuando me lo pusieron en el restaurante le daban forma de caramelo, pero me parece más mono, así en forma de saquito, así que esta fue una de las cosas que aporte mi toque personal.

Como para el relleno iba a utilizar chipis, que mejor que darle el toque negro a la bechamel, tan caracteristico de los chipirones, y así el contraste de la pasta brick que es clara y la bechamel negra, queda muy lúcida.

Para realizar estos saquitos, he utilizado chipirones pequeños, he aprovechado los tentaculos para hacerlos a la plancha y ponerlos de decoración, ya que con los cuerpos tenia suficiente para la bechamel, que la cuestión no es poner mucho de todo, sino cogerle el punto que más nos guste a tod@s, así que la cantidad de chipis es un poco orientativa, que si os gusta más cantidad, le ponéis la cantidad que creais oportuna.


Saquitos de chipis
Author: 
Recipe type: aperitivos, chipiron, huevos, leche, marisco, pescado
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 5
 
Un plato para un día de fiesta
Ingredients
  • 5 hojas de pasta brick
  • 400g de chipirones pequeños
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 7 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de tinta de calamar
  • Sal
  • 1 huevo
  • Cebollino o hilo para atar
Instructions
  1. Limpiamos y partimos los chipirones, reservando los tentaculos.
  2. Ponemos los chipirones troceados en una sartén con el aceite, cuando estén hechos añadimos la harina y dejamos que se cocine un poco.
  3. Vamos añadiendo la leche poco a poco, luego la tinta de calamar y la sal, mezclamos sin dejar de remover.
  4. Cuando tengamos hecha la bechamel, abrimos el paquete de pasta brick, y cogemos una hoja y rellenamos con la bechamel y atamos con hilo o cebollitos. Preparamos todos los saquitos.
  5. Batimos el huevo y pincelamos con él los saquitos. Ponemos en la bandeja del horno forrada y metemos al horno previamente calentado a 180ºC durante 5 minutos.
  6. Mientras tanto, sofreimos los tentaculos, en una sartén con aceite.
  7. Servimos un saquito, con unas puntillitas. Comer caliente

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: