Fabada Asturiana

Antes de que empecemos los calores, aunque parece que este año el calor no se anima a llegar, pero en el algún momento llegará, y no nos apetecerá tanto comer una fabada bien calentita, así que vamos a aprovechar para tomar este tipo de platos ahora.

En esta ocasión, en honor a mi familia política que es asturiana, vamos a preparar una deliciosa fabada, con unas ricas fabes con su compango.

A la hora de presentar a la mesa nuestra fabada, a mi personalmente me gusta más presentar por separado las fabes y por otro lado el compango (chorizo, panceta, morcilla, etc).

Ya sé que este plato no es muy compatible con nuestra operación bikini, pero bueno podemos comer esta fabada, si no nos pasamos demasiado con el compango, que es lo que más grasa tiene y si tampoco mojais mucho el pan, jejej. Aunque en esta ocasión, el caldo lo he dejado por separado para que cada cual las deje caldosas a su gusto, para mi me gustan más sequitas. Así evito pasarme con el pan, jejej.

Cuando empiece los calores, podemos preparar las fabes, pero en vez de con compango, las podemos hacer en forma de ensalada.

Espero que os haya gustado el plato de hoy.

fabada asturiana collage

Fabada Asturiana
Author: 
Recipe type: fabes, cerdo, carne
Cuisine: Patricia
Serves: 6
 
Un rico y contundente plato de fabes
Ingredients
  • 500g de fabes asturianas
  • 2 choricillos
  • Una morcilla
  • 100g de panceta
Instructions
  1. Cuando pensemos preparar estas fabes, tenemos que tenerlo en cuenta desde el día anterior, ya que hay que ponerlas la noche anterior a remojo.
  2. Ahora que ya han estado en remojo, las escurrimos y las ponemos en una cazuela, con los choricillos, la morcilla y la panceta. Cubrimos con agua y ponemos a fuego medio-fuerte, hasta que dé el primer hervor. Quitamos la espuma que aparezca.
  3. Ahora bajamos el fuego a suave, y dejamos cocer con cuidado que estén siempre cubiertas de agua para que no suelten la piel. Si es necesario añadimos el agua fría poco a poco. Sacudimos de vez en cuando la cazuela, para que no se peguen en el fondo.
  4. Cuando estén tiernas, ya están hechas. Más o menos una hora.
  5. Al final de la cocción, comprobamos el toque de sal, ya que el compango también le aporta un punto de sal.
  6. Dejamos reposar antes de servir.
  7. Podemos servir por separado las fabes del compango y cada uno coja la cantidad que quiera de cada cosa.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: