Paté de pringá

No es una receta exacta las que os traigo hoy, es mas bien una manera que hay en casa de aprovechar los restos de una buena pringá. Ya sea la pringá de un puchero, de una berza o de un cocido, cualquiera de ellas nos vale y nos sirve porque con todas ella queda bien rico.

Por las mañana, con un buen café y una buena tostada de pan, desayuno súper completo.

Tomar nota que esta pringá que yo aproveché fue de una berza, de ahí su color tan característico gracias a la morcilla y el chorizo.

Paté de pringá

 

Cuando tenemos un plato con un resto de pringá, para hacer este paté solo tenemos que picarlo todo muy fino con la picadora. La manera que yo seguí fue dando primero un poco de calor a la pringá con el microondas, unos segundo nos sirve y es solo para que la grasita que haya se deshaga y se nos separe bien los ingredientes.

En el vaso de la picadora lo vamos colocando todo. Si son trozos muy grande, los troceamos a trozos mas pequeños. Ponemos el tocino, el tocino de papada, la carne. Si hay costillas, limpiamos la carne de las costillas para retirar los huesos. Si hay chorizos y / o morcillas, quitamos los pellejos y cortamos en rodajas.

Cuando lo tengamos todo en la picadora, añadimos el poco de caldito o grasilla que hay quedado en el plato.

Picamos bien, se nos quedará atrancado por el tocino así que vamos dando con una cuchara de madera para ir ligando y seguimos picando.

Tenemos que picar hasta que esté todo bien picado como veis en la foto.

El paté de pringá lo guardamos en un tupper o recipiente con tapadera y al frigorífico.

Por las mañanas, rebanadas de pan calentitas con paté de pringá, todo un espectáculo de sabor.!!!!!

1 comentario sobre: “Paté de pringá”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*