Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: La coctelera

17mar 12

El chupito: la versión “mini” del cóctel

La_versión_mini_del_coctel_el_chupito.jpgCuando pensamos en cócteles nos imaginamos un montón de colorido, una decoración extraordinaria, pero sobre todo vasos espectaculares de múltiples formas y tonalidades y una coctelera agitándose sin parar.

Pues sí, en cierto modo la idea del cóctel es esta y con la cantidad de ejemplos que os he ido dando durante estos meses, creo que queda más que demostrado.

Sin embargo hoy quiero daros a conocer una variación. Entre los grupos de amigos no siempre hay gente a la que le gusta tomarse un cóctel entero o, sencillamente, lo que apetece es tomar un poquito en una reunión de amigos, pero quizá después de una comida o cena copiosa, no se quiere beber un cóctel completo.

Ideal para los que no quieren beber mucho

Por eso quiero mostraros una buena opción. Se trata de los chupitos. Existen una variedad tan grande o mayor de combinaciones de alcohol o sin alcohol a la hora de prepararlos.

Vamos a ver algunos ejemplos.

Antes de comenzar, lo que debéis tener claro es que los vasos de chupitos también tienen múltiples formas, prácticamente las mismas que podemos encontrar en los vasos de cóctel. Y lo mejor: la decoración también puede ser de lo más atractiva si le ponemos un poco de imaginación. Pensad que son cócteles pero en su versión “mini”.

En esta ocasión hablaremos de los más populares y que además son los más sencillos de preparar. Recordad que los chupitos deben estar fríos y aunque podemos ponerle también “mini” hielos, lo ideal es tenerlos en el congelador para que estén perfectos a la hora de echarles el licor.

Los más famosos

Entre los chupitos más comunes encontramos:

–       Vaquero: un chupito para los más duros, a base de whisky y ron. No apto para aquellos a los que no les gustan las emociones fuertes.

–       Porter: el chupito perfecto para los más golosos con vodka caramelo, vodka blackberry y blue tropic. Con una guinda pequeña en el interior a modo de presentación, es un “mini” cóctel irresistible.

–       Coyote: una combinación fuerte pero con un sabor relativamente suave a base de tequila, licor de café y Baileys.

–       Estallido: uno de los más peculiares que incluye cerveza, ron, té de manzana, zumo de naranja y zumo de limón.

–       Piruleta: para los que quieren cosas suaves y dulces, un poco de amaretto, granadina y lima para recordar el sabor de la infancia.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Un comentario

  1. […] ocasiones más formarles se puede servir como aperitivo frío en chupitos. […]

    Responder

Deja tu réplica a Ajoblanco con piñones y langostinos (o anchoas) | La Cocina de Alicia

*

Acerca de Margarita Gibson

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Mi nombre es Margarita Gibson y te presento un blog repleto de los secretos mejor guardados de los bármanes de todo el mundo. Acompáñame y te enseñaré a preparar cócteles venidos de los cinco continentes, desde un daiquiri cubano hasta un pisco sour de Perú. Tú también puedes ser un maestro de la coctelería. ¿Te atreves?

Twitter