Huevos gratinados

Este tipo de recetas, tengo que reconocer que son de mis favoritas, ya que surgen del aprovechamiento que hay en casa. Sabéis que no me gusta tirar comida, en la medida de lo posible, y esta es una de esas oportunidades que tenemos para dar salida a los restos que tenemos por nuestra nevera. Estos ingredientes por sí solos apenas dicen nada, pero en esta combinación, nos pueden solucionar una cena. La tendríamos completa con una buena ensalada o unas verduras salteadas (espinacas, por ejemplo).

Las cantidades que os pongo son de los restos que tenía y que me dio para hacer la receta. Por supuesto que puede haber tantas variedades de rellenos, como restos podamos tener por casa. Hay recetas similares que bañan los huevos completamente en bechamel. Particularmente, me gusta más cómo os lo presento aquí: sólo una capa para cubrir la superficie y que gratine. Pero os comento esta opción por si sois muy adictos a la bechamel y queréis prepararlos así en alguna ocasión.

Bueno, no me enrollo… esta receta es rápida y no vamos a perder el tiempo leyendo. Derechitos a la cocina, que nos esperan todos los ingredientes para empezar a cocinar.

Ingredientes para 4 personas aprox.:

– 5 huevos

– 1 hamburguesa (de pollo en este caso)

– 2 lonchas de bacon, que habremos troceado con unas tijeras o cuchillo.

– Queso de cabra malagueña suave (era el resto que tenía en casa)

– Aproximadamente, 250ml de bechamel ligeramente espesa

– Tomate frito (casero si es posible)

– Aceite de oliva virgen extra

– Especias al gusto: sal, surtido de pimienta molida y orégano, en este caso

 

Nuestros huevos gratinados listos para servir.

Nuestros huevos gratinados listos para servir.

Preparación:

– Cocer los huevos en agua hirviendo con sal, durante aprox. 8-10 minutos, según el tamaño de estos. Sacar y refrescar. Pelarlos y partir por la mitad, separando yema de la clara. Reservar.

– Mientras se cuecen los huevos, podemos ir preparando la bechamel casera. Yo la he preparado con 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra (me gusta más que con mantequilla), 1 cucharada sopera de harina común, sal, nuez moscada y 250ml de leche. Si queréis preparar la bechamel en el microondas, en mi blog os cuento cómo hacerlo (www.lasrecetasdebelencilla.blogspot.com.es). Reservar al calor la bechamel para que no cuaje demasiado.

– En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra, rehogamos el beicon y la hamburguesa, que intentaremos desmenuzar y que pierda su forma, y quede como carne picada. Añadimos pimienta molida ligeramente (la hamburguesa y el beicon tienen ya parte de sal). Yo he utilizado un molinillo con un surtido de 4 pimientas, pero el que tengáis en casa sirve igualmente. Mezclamos cuando todo esté rehogado con la yema de los huevos cocidos desmenuzadas, añadimos las especias al gusto y ligamos todo con un poco de tomate frito casero, para que quede un relleno jugoso, pero no empapado en tomate. Reservamos.

– En una fuente apta para el horno, ponemos una capa fina de tomate frito en la base. Rellenamos las mitades de los huevos cocidos, con el relleno de beicon, hamburguesa, yema cocida y tomate frito.

– Cubrir el relleno de los huevos con una capa de bechamel y sobre ella, repartir el queso cortado en finas tiras. Si tuviéramos queso rallado, podríamos poner una “nube” encima de cada huevo.

– Gratinar en el horno hasta que esté la bechamel y el queso dorado. Servir enseguida bien caliente. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*