Las mejores carnes para hacer a la brasa

Photo by Luis Quintero on Unsplash

Photo by Luis Quintero on Unsplash

Para hacer la mejor  carne a la brasa  es esencial que uses los mejores tipos de carne. Aunque generalmente la cocción a la brasa es muy flexible y se puede usar para la mayoría de la carne,  es importante usar los cortes adecuados.

¿Por qué es esto importante?

Algunos tipos de carne o cortes no son adecuados para cocinar a la brasa, ya que tienden a secarse y endurecerse.

Esto no significa que no se puedan usar, solo que  es necesario tomar algunas precauciones. Si quieres saber más sobre tema, continúa leyendo, así sabrás cuáles son las mejores carnes para hacer a la brasa.

Carnes para cocinar a la brasa

Carne de res

La carne de res es una de las mejores carnes para hacer a la brasa y la más usada. Esto se debe a que este tipo de carne soporta la cocción a altas temperaturas, al igual que la brasas.

Para que tengas un buen resultado debes usar los mejores cortes, tales como el filete y el solomillo, la costilla o la entraña También puedes preparar hamburguesas usando una carne con un buen porcentaje de grasa para evitar que se sequen, se quemen externamente y queden crudas por dentro.

Veamos algunos cortes:

Entrecot

Este es uno de los cortes más nobles. Lo puedes preparar a tu  gusto, pero bastará una pizca de sal para realzar todos  sus sabores.  Igualmente le puedes agregar hierbas aromáticas y especias.

Lomo alto

Este tipo de corte  es perfecto para cocinar a las brasas, ya que puedes colocar la pieza encima de ellas.

Luego podrás cortar las porciones individuales según vaya cocinándose y si quieres realzar aún más su sabor puedes barnizar la pieza con algún aderezo de tu preferencia.

Entraña

Este es un corte Argentino que destaca porque es muy jugoso y tiene un sabor intenso. Si quieres degustar una carne totalmente argentina, acompáñalo con un buen chimichurri.

Carne de cerdo

La carne de cerdo es una de las protagonistas, ya que es ideal  porque se puede cocinar rápidamente a temperaturas muy altas. Además,  los cortes gruesos no corren el riesgo de secarse.

Del cerdo se puedes usar las costillas, siendo este uno de los cortes más adecuados para hacer a la brasa el chorizo, las costillas, la morcilla y chuletas.

Para una cocción rápida puedes utilizar el tocino fresco (no ahumado, el aroma de la barbacoa será suficiente) y los brochetas, que será mejor prepararse para asegurarse de que todas las piezas que los componen tengan el mismo tiempo de cocción.

Las salchichas no pueden faltar. Las más largas se pueden enrollar sobre sí mismas y perforar con un pincho, mientras que las salchichas con una forma clásica se pueden cocinar enteras (perforadas) o cortar por la mitad a lo largo y extenderlas en la parrilla.

La ternera

En realidad se trata de una tipo de carne poco utilizada para hacerla a la brasa y es que al ser más tierna que la carne de res, necesita una cocción más rápida.

Sin embargo si utilizas un corte rico en grasa y que proporcione humedad y sabor, el resultado no será malo en absoluto.

costillas de carne

La carne de pollo para mantener un toque saludable

Si estás a dieta o no comes carne roja, tu mejor opción es la carne de pollo. El muslo, las pechugas y las alas son las piezas más adecuadas. Las alas se deben dejar más tiempo en las brasas para que queden jugosas por dentro y crujientes por fuera.

Si por otro lado deseas utilizar la pechuga no olvides marinarla, de esta forma esta quedará tierna incluso después de cocinarla.

El Cordero

Costillas gruesas (para mantener la suavidad) o asado para una cocción rápida, hombro o pierna para una cocción lenta con calor indirecto o las costillas, cocidas enteras y después divididas en partes, incluso el cordero con su aroma particular y diferentes hierbas son ideales para hacer a la brasa.

Si desea exaltar aún más esta carne déjala marinar durante mucho tiempo. También puedes usar las piernas y paletillas.

Trucos para que la carne a la brasa quede perfecta

Después de elegir la carne y tipo de corte para cocinar a las brasas, hay que seguir algunas recomendaciones para que esta quede perfecta:

No cortes la carne  inmediatamente después de sacarla de las brasas. Deja que repose por lo menos durante cinco minutos. Esto hará que los jugos se distribuyan y la carne quede más sabrosa.

Por simple que sea asar un trozo de carne, es bueno que prestes atención a una regla básica y es que la carne nunca debe quedar reseca, sino dorada por fuera y con bastante jugo por dentro, algo que puedes conseguir si cocinas la carne a fuego medio alto y luego suavemente.

Coloca la carne a la parrilla sólo cuando las barras de la parrilla estén bien calientes.

Puedes disfrutar de las mejores carnes a la brasa de la mano de restaurantes especializados en carnes como la brasería La Selva Barcelona.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*