Blinis de Torta del Casar con jamón ibérico y tartar de tomate

Desde que me he vuelto una adicta a la cocina no dejo pasar la ocasión de intentar preparar en casa los platos que pruebo en restaurantes y eventos. La verdad es que, a veces, es soy un poco pesada porque en lugar de, simplemente, disfrutar del momento, me pongo a pensar en cuáles serán los ingredientes que lleva y cómo lo habrán hecho.

Sin embargo, compensa con creces el momento en el que probamos mi versión del plato y, después de múltiples comparaciones y críticas buenas o malas, salgo airosa y felicitada de la tarea realizada.

El único inconveniente que encuentro a esta forma de actuar es que me he convertido en un comensal un poco indeciso cuando salgo a comer, pues suelo descartar todos aquellos platos que yo cocino, o puedo cocinar con facilidad, y busco algo que pueda sorprenderme y que, a posteriori, se convierta en mi reto personal entre fogones.

Este es el caso del plato de hoy. No es difícil, ni caro, ni tampoco lleva mucho tiempo. Pero, es un plato que combina ingredientes que solemos comer por separado y que de no saber con anterioridad que da buen resultado, quizá no nos aventuramos a preparar. Lo comimos en una comunión en Salamanca, tierra del mejor jamón ibérico, y nos cautivó a todos. Además, cumple una máxima que siempre sigo, e intento que mi familia también lo haga, comer platos sanos sin renunciar al sabor.

Blinis de torta del casar, jamón y tartar de tomate

 

 

 

 

 

 

 

 

Blinis de Torta del Casar con jamón ibérico y tartar de tomate
Serves: 4
 
Ingredients
  • Para los blinis (6-8 unidades de 10-12 cm de diámetro):
  • 1 huevo mediano
  • 175 ml leche
  • 125 gr harina
  • Cucharadita de levadura en polvo
  • 30-40 ml de aceite y pizca de sal.
  • Para el relleno:
  • ½ Queso de Torta del Casar
  • 200 gr Jamón Ibérico
  • 1 tomate
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Módena o Jerez
  • Sal
  • Orégano
  • Acompañamiento:
  • 16 espárragos blancos grueso
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Zumo de medio limón
  • Perejil picado
Instructions
  1. Los blinis son una especie de tortillas muy comunes en la gastronomía rusa y balcánica. Se suelen usar de base en algunos platos o a modo de tortas para untar queso, caviar, paté, humus, etc.
  2. La preparación de los blinis es tan simple como batir todos los ingredientes y dejar reposar la masa unos 20 minutos. Ponemos al fuego una sartén mojada con aceite o mantequilla y los cuajamos con el grosor de las tortitas y el tamaño de un plato de café.
  3. Dejamos que se templen porque si ponemos el queso encima inmediatamente, se fundirá y empezará a derretirse. Además, es mucho mejor hacer el montaje del plato en el momento de consumirlo, ya que la vinagreta del tartar puede ablandar la masa y estropear su textura.
  4. Ponemos una capa de queso de Torta del Casar sobre los blinis y añadimos unas láminas de jamón ibérico. Adornamos el plato con unos dados de tartar de tomate. El tartar consiste en partir el tomate en dados pequeños y aderezarlo con una vinagreta, en este caso de aceite de oliva, sal, orégano y vinagre de Módena.
  5. Como guarnición elegí algo que fuera ligero ya que los blinis tiene mucho sabor por la potencia del queso y no es recomendable mezclar ingredientes demasiado fuertes en el mismo plato.
  6. Los espárragos blancos a la plancha con un acompañamiento perfecto para muchas recetas. Esta vez los que hecho con una vinagreta de perejil picado, aceite, unas gotas de zumo de limón y sal (recomiendo hacer las vinagretas un tiempo antes de usarlas para que maceren los ingredientes y coja mayor sabor).

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: