Coleslaw a la española con sepia

El calor perpetuo que azota a toda España estos días hace casi obligatorio que cocinemos platos ligeros y frescos, pero teniendo una máxima muy presente: no renunciar al sabor y la originalidad. Por eso se me ha ocurrido combinar dos comidas muy típicas de dos países muy distintos, España y Estado Unidos, aunque tengo que decir que está vez también he españolizado la receta americana.

Desde que descubrí como hacer en casa la típica “coleslaw” con un aliño ligero y a mi gusto, se ha convertido es una ensalada de referencia en mi recetario, aunque hoy he sustituido la col, que es el ingrediente original, por lechuga. El acompañamiento ha sido casual y ha coincidido con mi visita semanal al pescadero. Unos productos frescos y lo ricos que están los calamares a la plancha, han hecho el resto.

Se que la apuesta ha sido un poco rara, pero pensando que ambos platos están deliciosos por separado… juntos no pueden dar mal resultado.

Coleslaw con sepia

 

 

 

 

 

 

 

 

Coleslaw a la española con sepia
Serves: 2
 
Ingredients
  • ½ col china o en su defecto lechuga,
  • ¼ lombarda
  • 2 zanahorias
  • ½ cebolleta grande o 1 pequeña
  • 300 gr de sepia o calamares
  • 1 yogur natural
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 1 cucharada de mayonesa
  • Pimienta
  • Sal
  • Zumo de medio limón
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de azúcar (como media cucharadita)
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil.
Instructions
  1. Cortamos todas las verduras y la manzana en juliana muy fina (venden preparados para ensalada en bolsas que contienen la lechuga, la zanahoria y la lombarda). En un bol, mezclamos el yogur, la mostaza, la mahonesa, pimienta negra (un poco), zumo de ½ limón, pizca de sal y una pizca de azúcar. Hacemos una salsa homogénea y la incorporamos a la ensalada.
  2. Por otro lado, picamos el ajo en trozos pequeños y los mezclamos con aceite de oliva y perejil picado. Ponemos una sartén al fuego con la sepia sazonados. Una vez que se consume todo el agua que sueltan al principio, añadimos el majado y dejamos que se vayan dorando. Es importante tener cuidado con el punto de asado, porque los calamares y la sepia muy hechos corren el riesgo de quedar muy duros y perder su textura característica.
  3. Para la presentación del plato basta con servir la ensalada en un plato hondo y poner los trozos de sepia por encima.
  4. El resultado es excelente y, teniendo en cuenta la sencillez de la receta, totalmente recomendable.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: