Ensalada tropical de piña y surimi con vinagreta de sandia

Si existe una receta sencilla, sana y rápida de preparar y que, además, admite todos los ingredientes que nuestra imaginación quiera incorporar, son las ensaladas. Yo no solo soy fan incondicional de las ensaladas, si no que puedo decir que casi soy adicta a ellas y, en verano, mucho más.

He descubierto que existe multitud de combinaciones de alimentos que a simple vista no casan y que en realidad forma un cóctel perfecto cargado de sabor. La innovación en la cocina es una máxima que todos nos deberíamos aplicar y si queremos empezar con algo sencillo, nada mejor que tirar por el campo de las ensaladas. Tibias, frías, con pasta, con verdura, con fruta, con queso, con carne, con pescado, con vinagretas originales, con especias, etc. Admiten todo lo que se nos ocurra y siempre dan un excelente resultado.

En esta ocasión me he decidido por una ensalada fría, con ingredientes coloridos y un toque frutal. He ido incorporando aquellas cosas que he ido encontrando por la nevera, sobras de otras recetas e ingredientes base de cualquier receta, como son la lechuga y los tomates.

Ensalada tropical con surimi y vinagreta de sandia

 

 

 

 

 

 

 

 

Ensalada tropical de piña y surimi con vinagreta de sandia
Serves: 1
 
Ingredients
  • 100 gr de lechuga
  • 50 gr de tomates cherry
  • 2 rodajas de piña al natural
  • brotes de soja
  • 4 palitos de surimi
  • Una cucharadita de cebolla crujiente
  • 50 gr de sandía
  • Vinagre de módena, aceite de oliva, salsa de soja y orégano.
Instructions
  1. Limpiamos y cortamos la lechuga, los tomates cherry y las rodajas de piña. Añadimos los brotes de germinados de soja y los palitos de surimi en hebras. Espolvoreamos con cebolla crujiente y rociamos con la vinagreta, resultado de triturar la sandia mezclada con vinagre, aceite, salsa de soja (unas gotas) y orégano.
  2. El conjunto de sabores es original y muy atractivo, convirtiendo el plato en una opción ideal como acompañamiento para un segundo plato de carne o pescado, o como un plato único para una cena ligera, sana y sabrosa. Sólo falta acompañar esta receta con unas tortitas de arroz integral o pan tostado integral y un vaso de limonada casera bien fría.
  3. Ahora es el momento de que os aventuréis, mezcléis lo que más os guste y deis vida a una ensalada totalmente personalizada. Ya sabéis, admite lo que queráis poner y las vinagretas son un mundo de sabores que darán un giro radical a la más tradicional de las recetas.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: