Lasaña de verduras gratinadas

Teniendo tiempo y ganas de cocinar nuestra cocina se puede convertir en el país de las maravillas. No hay nada más acogedor en una casa que el olor a comida recién hecha. ¿Quién no se relame cuando huele a pan tostado, a bizcocho recién horneado o a café? El paraíso de aromas que deja cualquier guiso incentiva las ganas de cocinar y de seguir disfrutando comiendo, viendo y oliendo.

La mayoría de los platos nos llaman la atención por su aspecto, sobretodo si es una receta nueva. Por eso es tan importante la presentación de un plato. Todo lo que entra de buen grado a través de la vista es recibido con los brazos abiertos por nuestro paladar. Si a una buena presentación sumamos aromas como los que nos proporcionan las especias o algunos ingredientes, cualquier cosa comestible se transforma en un verdadero manjar.

No tenemos que complicarnos la vida, simplemente debemos poner atención a lo que hacemos para que nuestros guisos vistan sus mejores galas, huelan a perfume celestial y sepan a gloria.

El plato de hoy es bonito desde el primer momento de empezar a cocinar. Los ingredientes de distintos colores, el sabor de cada bocado y el olor de cada guiso llenan la cocina. Seguro que me entendéis mucho mejor si digo que hoy comemos “Lasaña de verduras gratinadas”.

Continuo cumpliendo mi plan de proponeros platos ideales para mantener la línea y la salud a raya. Hoy cargamos las reservas de vitaminas de la mano de las mejores hortalizas y verduras de la huerta.

Lasaña de verduras gratinadas

Lasaña de verduras gratinadas
Serves: 2
 
Ingredients
  • 1 calabacín
  • 2 berenjenas pequeñas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento amarillo
  • ½ cebolla grande
  • 6 cucharadas de tomare frito
  • 8 láminas de pasta para lasaña
  • 50-60 gr de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
Instructions
  1. Encendemos el horno para que coja temperatura a 180º unos 10 minutos antes de usarlo.
  2. Limpiamos y troceamos las verduras y las ponemos a pochar en una sartén con 2-3 cucharadas de aceite de oliva y sal. Cuando las verduras están bien pochadas y blandas incorporamos el tomate frito y dejamos que hierva durante un par de minutos.
  3. Las láminas de lasaña tienen que cocerse con agua y sal, aunque hay algunas marcas que ya comercializan un tipo de pasta que sólo hay que meter en agua caliente unos minutos antes de usarla.
  4. El montaje del plato consiste en hacer capas alternado pasta y verdura y adornando con queso rallado listo para fundir.
  5. Horneamos durante 10 minutos a 180º grados y gratinamos 5 minutos con la bandeja en la parte superior del horno.
  6. Si queréis esmeraros en la presentación montad el plato usando un molde metálico y lo quitáis al sacar la lasaña del horno para que no se desmorone.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: