Pollo marinado con patatas aliñadas

Cocinar pollo y patatas puede ser la combinación más versátil que exista en la cocina. Admite todo tipo de guisos, aderezos, marinados, formas de asado y acompañamientos, por ese motivo no debemos aburrir a nuestro paladar con las recetas de siempre.

Siempre digo,y  me reitero en ello, que muchas veces la combinación más original puede ser la más sorprendente y que mezclar recetas de distinta procedencia es el punto de partida de un recetario renovado y más atractivo.

Hoy he elegido un acompañamiento muy popular en Andalucía, y especialmente en Cádiz, las patatas aliñadas. Es un tipo de ensalada muy veraniega, muy básica y con mucho sabor. Por eso, el marinado del pollo no debía ser muy potente, o de lo contrario dejaría de ser una comida sana y ligera para convertirse en pólvora digestiva.

Sabía que hacer este plato sería un acierto, porque la guarnición nos ha servido perfectamente en otras muchas ocasiones, tanto con carne como con pescado o huevos, y el pollo es la carne fetiche en casa, así que solo era cuestión de encontrar el punto perfecto en la cantidad de cada ingrediente del marinado.

Probad a hacerlo. Las patatas se pueden hacer varias horas antes de consumirlas y el pollo puede marinarse desde el día de víspera. Basta con irse a la piscina a darse un baño y volver a casa sabiendo que solo tienes que hacer unos filetes a la plancha, acompañar con las patatas y disfrutar.

Pollo marinado con patatas aliñadas

Pollo marinado con patatas aliñadas
Serves: 2
 
Ingredients
  • 250-300 gr de filetes de pechuga de pollo
  • 3 patatas medianas
  • Media cebolleta
  • Zumo de medio limón
  • Una cucharadita de salsa de soja
  • Aceite de oliva
  • Perejil picado
  • Ajo en polvo
  • Vinagre de jerez
  • Sal
Instructions
  1. Empezamos marinando el pollo para que esté sumergido el mayor tiempo posible y quede más sabroso. Cogemos un recipiente un poco hondo y ponemos: el zumo de medio limón, una cucharadita de salsa de soja, 2 cucharadas de aceite de oliva, ajo en polvo y perejil picado. Metemos el pollo, lo untamos con la mezcla y lo dejamos reposar varias horas. Cuanto más tiempo, mucho mejor.
  2. Por otro lado, ponemos a cocer las patatas con sal para hacer la guarnición. Picamos cebolla en juliana fina y hacemos una vinagreta de perejil, ajo, vinagre de Jerez, aceite de oliva y sal.
  3. Pelamos y troceamos las patatas ya cocidas y frías, y las mezclamos con la cebolla y el aliño. Dejamos reposar media hora para que se empape del aliño y la metemos en el frigorífico (tapada para evitar que el olor de la vinagreta y la cebolla impregne todo).
  4. Ponemos una sartén al fuego y hacemos el pollo a la plancha. No hace falta que pongamos aceite porque vale con el que ya lleva el marinado.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: