Empanadillas caseras de atún

Las empanadillas son uno de esos platos que han triunfado en los hogares españoles toda la vida. Aunque hayamos innovado en la forma de rellenarlas o cocinarlas, siempre hemos conseguido que sean un éxito.

Puede que muchos de nosotros sigamos siendo tan aficionados a ellas por los recuerdos que tenemos de aquellos momentos de la infancia en los que ayudábamos a nuestras madres en la cocina con cosas sencillas como ésta que nos hacían sentir mayores.

Hoy son populares rellenos que mezcla dulce y salado, como queso con membrillo, que hacen la veces de  falso postre, rellenos muy golosos como chocolate y flan con frutos secos, o la opción salada para un entrante ideal como setas con Cabrales, champiñones con queso Filadelfia o  gambas con jamón y pisto.

Sea cual sea la elección, el resultado es sabroso y una verdadera delicia. Eso sí, en mi caso queda desterrada la fritura desde que la pasta frita me jugó una mala pasada. Para mi sorpresa, descubrí que el horneado daba un resultado estupendo, muy sano y mucho más ligero y, además, sin los excesos de aceite propios de los fritos.

Pueden servirnos de entrante o de postre, como cena ligera o como una dulce merienda para los más pequeños. Siendo un plato tan versátil no podéis negaros a hacerlas. Ánimo y ¡a los fogones!

Empanadillas de melva

 

 

 

 

 

 

 

 

Empanadillas casera de atún
Serves: 2
 
Ingredients
  • 200 gr de harina
  • 150 ml agua
  • 20 gr mantequilla en pomada
  • sal
  • 1 lata de atún
  • 1 huevo cocido
  • 1 bote de tomate triturado al natural
  • 1 hoja de laurel
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ vino tinto
  • Azúcar
  • Sal
  • Aceite de oliva
Instructions
  1. La masa de empanadillas es muy sencilla, pero siempre queda la posibilidad de comprarla si no tenemos tiempo para hacerla. Eso sí, como la que hacemos en casa, ninguna.
  2. Ponemos la mantequilla derretida y el agua tibia en un bol y vamos mezclando con la harina y sal. Amasamos poco a poco mientras vamos poniendo la harina hasta que obtengamos una masa firme que no se pegue a los dedos.
  3. Si mezclados todos los ingredientes queda muy ligera, ponemos un poco más de harina y amasamos de nuevo. Si sucede lo contrario y está demasiado seca y compacta, ponemos unas gotas de agua.
  4. Dejamos reposar en la nevera 1 hora mínimo y después nos ayudamos de un rodillo o una botella y un vaso para hacer las obleas.
  5. Para la salsa de tomate, ponemos un cazo al fuego con el tomate triturado, una hoja de laurel, el diente de ajo, el pimentón dulce, sal y azúcar (para rectificar las acidez) y un chorro de aceite de oliva crudo.
  6. Dejamos cocer 10 minutos a fuego medio, moviendo con un una cuchara de madera para que no se pegue. Bajamos al mínimo y lo dejamos hervir ¾ de hora.
  7. Una vez templado el tomate, mezclamos con el atún, bien escurrido, el huevo cocido en dados y un poco de sal.
  8. Rellenamos las obleas y nos ayudamos de un tenedor para cerrarlas y evitar que se salga el relleno. Si queremos que el resultado sea aún mejor, batimos un huevo y pintamos las empanadillas antes de meterlas al horno. Una vez hechas, quedarán brillantes y llamativas.
  9. Encendemos el horno a 180-200ºC, dejamos que se temple 5-7 minutos y horneamos 10-12 minutos.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: