Crema de verduras

¡Ante el  mal tiempo, algo calentito para el cuerpo! El verano nos está dejando a marchas forzadas y, casi, nos estamos acostumbrando a la nueva temporada a contrarreloj. Los platos de cuchara nos están pisando los talones, pero mejor que esperar a que nos pillen, mejor parar y esperarlos con los brazos abiertos.

Cuando la temperatura estival sofoca a las chicharras y el sol molesta hasta a los lagartos, no nos acordamos de que nuestro estómago recibe de buena gana los caldos, cremas y pucheros que tomamos en otoño e invierno e, incluso, ponemos mala cara si nos ofrecen un plato así en pleno mes de julio. Sin embargo, llegado septiembre volvemos a saborear estas recetas con solo imaginarlas en nuestra mesa.

Además, este mes es estupendo para aprovechar todas la verduras, hortalizas y frutas que la tierra nos da en verano para comerlas en su versión caliente. Así que, eso ha sido lo que he pensado para hoy. Si hace unas semanas reinaba el gazpacho en la nevera, hoy reinará la crema de verdura en los fogones.

Vamos a empezar a acumular vitaminas para lo que se nos viene encima, que el otoño está al caer y el invierno es muy largo. Recetas como ésta, sanas y ligeras, son un plato altamente nutritivo, sin grasas y con una gran variedad de propiedades que van a fortalecer y proteger nuestro organismo ante los cambios estacionales.

Adelante, ponte manos a la obra y !saca la cuchara!

Crema de verduras

Crema de verduras
Serves: 2
 
Ingredients
  • ½ calabacín grande
  • 2 patatas medianas
  • 2 zanahorias medianas
  • 1 puerro pequeño
  • ½ cebolleta pequeña
  • 1 quesito
  • Aceite de oliva
  • ½ Pastilla de caldo de verduras
  • Sal
  • Picatostes o picos de pan
Instructions
  1. Ponemos ½ de agua en una cacerola a fuego vivo. Añadimos sal, aceite de oliva (2 cdas) y media pastillas de caldo de verduras. Cuando empieza a cocer, incorporamos la verdura limpia y troceada, menos la cebolleta.
  2. Retiramos la verdura del fuego cuando esté "al dente", ya que si nos pasamos de cocción pierden gran parte de sus vitaminas.
  3. Por otro lado, ponemos una cucharada de aceite en una sartén y doramos la cebolleta a fuego lento con un poco de sal, hasta que quede bien dorada.
  4. Colamos la verdura y la mezclamos con la cebolleta y un poco de caldo.
  5. Vamos triturando poniendo caldo hasta que la crema quede tan ligera como nos guste y lo pasamos por el pasa purés para eliminar cualquier resto de piel o pipas.
  6. Cuando esté colada, añadimos el quesito (la elección del tipo de queso puede variarse al gusto) y volvemos a batir para que se integre perfectamente con los demás ingredientes.
  7. Probamos y rectificamos de sal en caso necesario.
  8. Servimos caliente con unos picos de pan o picatostes por encima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: