Sopa de tomate

Siendo abulense y habiendo mamado la cultura y la gastronomía castellana hay una serie de platos y formas de cocinar que forman parte de nosotros y que, aunque son muy tradicionales, de vez en cuando nos gusta rescatar y degustar.

Son los platos que hemos visto cocinar en las casas de nuestras abuelas, platos que dejan un olor especial a calidez de hogar. Son platos que durante muchos años han estado olvidados, y que ahora los grandes chef han rescatado del diván de las recetas para darlas un lavado de cara, renovarlas y ponerlas de nuevo sobre la mesa.

El plato de hoy es una versión de la típica sopa castellana, podemos decir que es una simplificación de ella. La sopa de tomate, tradicionalmente tomada con pan duro, ha sido el alimento de muchas familias durante los meses de verano. Momento en el los tomates están en su mayor esplendor. Además, por ser una receta fácil y, sobretodo, barata, ha formado parte del menú popular castellano durante siglos.

Existen muchas variantes, cada una de ellas ajustada a las posibilidades de cada familia y a los gustos de cada uno. Mi sopa de tomate, es en realidad la sopa de mi abuela paterna. Una mujer humilde y sencilla que siempre se conformó con poco y que con platos simples con este, disfrutaba como nadie.

Sopa de tomate

Sopa de tomate
Serves: 2
 
Ingredients
  • Medio kilo de tomates
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • Agua
  • Sal
  • Azúcar
  • Pan reposado
  • 2 pimientos (rojo y verde)
  • Hola de laurel
  • Comino
  • Aceite de oliva
Instructions
  1. Hacemos las salsa de tomate, dorando el ajo y ¼ cebolla con un pizca de sal y añadiendo el tomate pelado y troceado a la verdura ya pochada.
  2. Cocinamos el tomate unos 10 minutos con una pizca de sal y azúcar, para rectificar la acidez del tomate.
  3. Dejamos cocer unos 10 minutos más, lo trituramos y lo colamos. Volvemos a poner la salsa al fuego, rectificamos de sabor y esperamos hasta que se espese (fuego medio para que no se pegue).
  4. Ponemos agua en una cacerola con el otro diente de ajo rajado, el resto de la cebolla, los pimientos partidos a la mitad, la hoja de laurel, los cominos, un chorro de aceite de oliva y 5-6 cucharadas de salsa de tomate.
  5. Cocemos todos unos 15-20 minutos. Retiramos los trozos de verdura y servimos el caldo sobre una cama de láminas de pan reposado.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: