Ensalada templada de boletus

Mientras el otoño avanza, los boletus siguen siendo mi producto estrella de la temporada. Lo mejor de todo es que no es necesario perder el tiempo en pensar cómo cocinarlos, porque haga lo que haga, se que me va a encantar.

Tengo mis preferencia, pero como no hay placer sin aventura, hoy he probado algo distinto, una ensalada templada de boletus. No puedo decir que sea una apuesta arriesgada, pues no conozco a nadie a quien le gusten más la ensaladas que a mí, aunque si tiene parte de riesgo porque es la primera vez que todos estos ingredientes integran las misma ensalada.

Saludable, sencilla, nutritiva, rica y vistosa. Esta receta lo tiene todo. Hasta me atrevo a decir que los más reacios con los brotes verdes y las verduras caerían rendidos a sus pies. Ese aroma, mezcla de olor a campo, tierra, hierba fresca y frutos secos, que desprenden las setas, hacen irremediable la adicción a ellas.

Para aquellos que queréis empezar a comer de forma más saludable, integrando más frutas y verduras en vuestra dieta, me atrevo a deciros que un truco ideal es combinar un ingrediente que nos encante con algo por lo que no sintamos gran aprecio, así conseguiréis comerlo con más facilidad.

Ahhh importante, combina los ingredientes en su justa medida, si no, nos estaremos haciendo un flaco favor y, aunque estemos comiendo una ensalada o un plato de verdura, si lleva una bolsa de queso rallado, 4-5 lochas de bacón frito o salsas repletas de mayonesa y frutos secos, no es tan saludable como aparenta.

Espolvorear un poco de queso curado, aliñar con unas cucharadas de salsa ligera de yogur, un puñadito de frutos secos o frutas deshidratadas o unos tacos de jamón son complementos ideales y sabrosos para nuestras ensaladas. E incluso es ideal combinar todo, pero recordad que la exquisitez reside en la combinación de los elementos en cantidades adecuadas.

Os voy a dar un consejo para conseguir una ensalada diez con setas. Emplead espinacas baby frescas a ser posible (lechuga, canónigo, rúcula o escarola también sirven), saltead las setas cortadas en láminas con un poco de aceite y sal, un poco de queso de vuestra preferencia y unos frutos secos. El aliño ideal sería una vinagreta suave con unos granos de mostaza y un poco de miel.

Con estos pocos ingredientes tenéis un verdadero manjar.

Ensalada templada de boletus

Ensalada templada de boletus
Serves: 2
 
Ingredients
  • 100 gr de espinacas baby frescas (o cualquier lechuga o mezcla de ellas)
  • 100 gr de boletus
  • 20-30 gr de queso rallado (ideal parmesano)
  • 5-6 tomates cherry
  • 1 cucharada de cebolla crujiente
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre de manzana
  • Ajo en polvo
  • Miel
  • Mostaza en grano
  • Mostaza de Dijon
  • Vinagre de módena
  • Semillas de sésamo
Instructions
  1. Lavamos y escurrimos los brotes de ensalada y troceamos los tomates.
  2. Lavamos y laminamos los boletus y los hacemos a la plancha con un poco de sal.
  3. Colocamos los boletus recién hechos sobre las espinacas y espolvoreamos con queso cuando aún están calientes para que se vaya fundiendo.
  4. Hacemos una vinagreta con 1 cucharada de vinagre de manzana, 1 cucharada de vinagre de Módena, ajo en polvo, una cucharada de miel, un poco de mostaza en grano y otro de mostaza de Dijón (al gusto) y 3 cucharadas de aceite de oliva.
  5. Batimos la vinagreta con ayuda de un tenedor o unas varillas y regamos la ensalada. Para decorar ponemos una cucharada de cebolla frita y espolvoreamos con unas semillas de sésamo tostado.

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: