Fusilli con pesto blanco

Hoy empezamos la jornada con sabor italiano, ¿qué os parecen unos “Fusilli con pesto blanco”? La pasta es un ingrediente fundamental en cualquier dieta, sólo hay que saber cómo y cuándo comerla para explotar sus beneficios y virtudes al máximo.

Lo ideal para mantener una alimentación saludable, y rendir al máximo en cualquier deporte, es optar por la versión integral de los panes, harinas y pastas, ya el índice glúcemico es menor cuanto mayor es la cantidad de fibra y más proteínas que contiene.

Esto significa que, son alimentos que provocan un ascenso paulatino de la glucosa en sangre, evitando la liberación excesiva de insulina, la formación de glucógenos y su posterior almacenamiento en forma de grasa.

En otras palabras, no produce picos de azúcar y se asimila lentamente generando sensación de saciedad por más tiempo y aporta energía a largo plazo.

Aunque con pocos minutos de cocción y una sencilla salsa de tomate tenemos suficiente, la pasta da para mucho más y es un sacrilegio no explotar todo el potencial que ofrece. Por eso, reinventar los platos clásicos con matices distintos puede ser el primer paso para descubrir sus virtudes.

Hoy os presento algo muy sencillo, barato y rápido de preparar. Una receta para esos días en los que tienes que improvisar una comida de última hora y es necesario recurrir a lo primero que tengamos a mano. Eso sí, que sea un recursos exprés no implica que sea mediocre…

Además, redondeamos las propiedades de la pasta con el omega 3 que nos aportan las nueces, el calcio que nos da el queso y las grasas saludables del aceite de oliva.

Os aseguro que la salsa de “pesto blanco” es super sana y adictiva.

Fusilli al pesto blanco

Fusilli con pesto blanco
Serves: 4
 
Ingredients
  • 300 gr de fusilli (puede ser cualquier otra variedad de pasta)
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de queso rallado bajo en grasa
  • 1-2 nueces (podéis sustituir por el fruto seco que os guste)
  • Ajo en polvo
  • Albahaca seca
  • Sal
Instructions
  1. Ponemos 1 litro de agua a cocer con un chorro de aceite y sal. Cuando empiece a cocer añadimos la pasta y esperamos 15 minutos. Escurrimos.
  2. Ponemos el resto de ingredientes en un vaso batidor y trituramos. Probamos y rectificamos del ingrediente que creáis (al gusto).
  3. Servimos la pasta bien escurrida con unas cucharadas de salsa templada.

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: