Pisto de calabacín y piperrada

Me encantan los productos de la huerta y, aunque estamos en época de coles y otras hortalizas de invierno, en casa nunca faltan los productos básicos y típicos de la dehesa, porque los días que tenemos antojo de lasaña o empanada podemos hacer en unos minutos un delicioso pisto casero.

El pisto, al ser un “salteado” (aunque caldoso) de verduras y hortalizas,  puede ser tan variado como ingredientes tengamos a mano y queramos echar. En España hay dos variedades de pisto muy típicos, el vasco y el manchego, aunque en cada región tienen su estilo y toque personal.

Hoy he querido hacer un plato fusión de dos de las recetas “tipo pisto” más populares y sabrosas: el pisto manchego y la piperrada vasca. La diferencia entre ellas es que el pisto tiene como ingrediente indispensable el tomate y se hace rehogando los ingredientes, mientras que la piperrada se prepara a partir de pimientos asados.

Teniendo en cuenta que el pisto también lleva pimiento, se me ha ocurrido hacer una piperrada y añadirla al pisto para que tenga un sabor diferente pero igualmente característico.

Con un simple tozo de pan basta para relamerse con este plato, pero si lo acompañamos de huevos, pasta, pescado, carne… el resultado puede ser insuperable. Tú eliges si quieres que sea una guarnición para tus mejores asados o el plato principal, sea como sea, ¡este plato se disfruta!.

Pisto de piperrada

Pisto de calabacín y piperrada
Serves: 4
 
Ingredients
  • 3 pimientos grandes (verde, rojo y amarillo).
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300 ml de tomate natural triturado
  • 1 calabacín
  • 1 zanahoria
  • ½ vaso de vino
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Hierbas aromáticas y especias al gusto
Instructions
  1. Llimpiamos los pimientos y los ponemos a asar regados con un poco de aceite y sal.
  2. Horneamos a 200ºC durante 12-15 minutos. Quitamos la piel y los cortamos en juliana.
  3. Hacemos una salsa de tomate reduciendo el tomate triturado aliñado con el pimentón, el azúcar, pizca de sal, hoja de laurel, chorrito de aceite y el vino.
  4. Por otro lado, doramos los ajos picados con un poco de aceite. Añadimos la cebolla en juliana y rehogamos.
  5. Incorporamos la zanahoria y el calabacín en dados y salteamos.
  6. Echamos los pimientos (con el jugo incluido) y la salsa de tomate.
  7. Dejamos cocer 5-10 minutos y servimos.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: