Revuelto de espárragos blancos salteados con tomate natural

¿Os apetece una cena/comida ligera y rica? os propongo…”Revuelto de espárragos blancos salteados con tomate natural “. ¿Se os ha ocurrido alguna vez saltear los espárragos blancos? ¿y hacerlos a la plancha? No es lo más típico, pero es delicioso. Es cierto que la parte cómoda de comer espárragos blancos es que van directos del envase al plato, ponemos un poco de mayonesa o de aliño y listo. Comerlos así también es una opción muy apetecible, pero cuando los probéis cocinados… cambiaréis de idea y, salvo momentos de máximo estrés, dedicaréis unos minutos a hacerlos en la sartén.

La verdad es que la opción “huevo con…” siempre encaja y hace un buen servicio. Por eso, cuando estoy un poco espesa y no tengo mucho tiempo para cocinar, pero al mismo tiempo no quiero renunciar a tomar algo caliente y recién hecho, opto por un salteado de verduras con algo de pollo/pavo/queso o por un revuelto de huevo y vegetales.

Champiñones, espinacas, cebolla, tomate, calabacín y espárragos (blancos y trigueros) son mis ingredientes favoritos. Un toque de aceite de oliva, especias al gusto y alguna hierba aromática y… ¡parece mentira que sea un simple revuelto!.

He descubierto que el huevo es el gran aliado de un cocinero, tan grande es la oferta culinarias con ellos, que nunca faltan en la nevera. Aunque las personas con colesterol no pueden abusar del consumo de yemas de huevo, las claras pueden ser un gran compañero de juego. Es uno de los alimentos naturales más completos que existen, por su riqueza en nutrientes, por tener un valor casi nulo de grasa y por contener una dosis muy alta de proteínas.

En mi caso, suelo emplear un huevo completo y el resto son claras, ya que dentro de la herencia familiar no sólo me han dejado bienes materiales, también me ha regalado una notable dosis colesterol inamovible que tengo que cuidar con mucho ojo. Cuando la genética manda, sólo podemos hacer puntos extra para contrarrestar sus efectos en la medida de lo posible, de ahí que la alimentación saludable y el deporte sean los pilares básicos de mi día a día.

Podéis tomarlo como segundo plato, después de una crema de verduras (o gazpacho en verano), meterle entre dos rebanadas de pan multicereales a modo de bocadillo e, incluso, puede ser un desayuno perfecto con una tostada de pan integral (o de pueblo) y un buen café con leche.

Deseo que mis pequeños consejos sobre alimentación y salud os sirvan, tanto como a mi me sirvieron las primeras notas nutricionales que leí en otros blogs de cocina y nutrición.

¡Qué aproveche!

Revuelto de espárragos blancos y tomate

Revuelto de espárragos blancos salteados con tomate natural
Serves: 1
 
Ingredients
  • 1 huevo completo y 1 clara
  • 150 gr espárragos blancos
  • 1 tomate
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Orégano
  • Pimienta
  • Ajo
Instructions
  1. Doramos un ajo en la sartén y salteamos los espárragos.
  2. Cuando el líquido se haya consumido, incorporamos el tomate en dados. Ponemos un toque de sal.
  3. Batimos el huevo y la clara y hacemos el revuelto/tortilla.
  4. Añadimos especias al gusto (en el caso de hoy: orégano y pimienta)
  5. Cuajamos al gusto y listo.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: