Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: ¡Muévete!

01dic 11

Albóndigas de pollo en salsa velouté

Dentro de los platos ocasionales que solemos comer en casa, las albóndigas es uno de los que más me gustan. En esta ocasión, en lugar de utilizar las clásicas albóndigas he optado por hacerlas de pollo. Son más sanas, tienen menos grasa y por su alto contenido en proteínas son ideales para deportistas.

Además, hace un tiempo que probé a hacerlas con una salsa velouté de pimientos asados en lugar de la salsa de siempre, y nos gustó tanto el resultado que cuando comemos albóndigas de pollo siempre las hago con esta salsa. Es más ligera y va perfectamente con este tipo de carne, y el plato resulta mucho más digestivo, importante si tienes problemas de estómago.

¡Animáos a probarlas!

Albóndigas de pollo en salsa velouté (2 personas)

¿Qué necesitas?

– Medio kilo de albóndigas de pollo (o de pavo)

– 2 pimientos de piquillo asados

– 2 ajos picados

– 2 cucharadas de harina para cocinar

– Un chorrito de salsa de tomate frito

– Un vaso de caldo de verduras (esto va en función de lo espesa que quieras la salsa)

– Aceite de oliva virgen

– Sal

¿Cómo prepararlas?

Lo primero es freír las albóndigas. A mí no me gustan demasiado cuando se cuecen en la salsa, así que prefiero freírlas bien primero, y luego sólo calentarlas. Una vez fritas, ponlas en un plato con papel de cocina absorbente, y resérvalas.

Ahora es el momento de hacer la salsa (es muy sencilla):

En una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, añade los ajos picados y dóralos un poco. A continuación, agrega los pimientos asados cortados en trozos pequeños y rehoga todo junto durante un minuto más o menos.

Incorpora las dos cucharadas de harina, échalas en la sartén y rápidamente remuévela con una cuchara de palo, para que no se queme, pues estropearía completamente la salsa y el plato. Una vez que esté cocinada, añádele el chorrito de tomate frito y muévelo todo hasta que se haga como una especie de masa.

Ahora ve agregando poco a poco el caldo de verduras, removiendo con unas varillas. Es mejor hacerlo con las varillas porque así evitamos que se formen grumos.

Un chorrito de caldo y remover, cuando se espese, se añade otro chorrito de caldo y se sigue removiendo, y así sucesivamente hasta que la salsa adquiera la consistencia deseada.

Una vez lista la salsa, solo queda incorporar las albóndigas para que se calienten dentro y servir el plato.

¡Tenéis que probarlas así porque os van a encantar!

Etiquetas: , , , ,

6 comentarios

  1. Yo siempre he sido una chica muy clásica,a la hora de comer y siempre utilizo recetas de toda la vida,las albondigas las hago en salsa o con tomate(siempre utilizo carne picada,no de pollo),y sinceramente esta receta me ha encantado,el toque tan peculiar que le has dado a la salsa,me parece extraordinario,asiq me pondre pronto manos a la obra y te dire que me han parecido,que imagino que estaran riquisimas.

    Responder
  2. ¡Pues en cuanto las hagas me cuentas! Estoy segura de que te van a gustar, y mucho! Es una forma muy rica de comer las albóndigas, y ya verás como las notas más ligeras!. Gracias por tu comentario!!:-)

    Responder
    Diana Calero Valbuena
  3. Es verdad! son mas ricas de pollo, a mi me gustan mucho, pero no conocia esta salsa!!

    Responder
  4. […] pechuga de pollo cocida […]

    Responder
  5. […] Elvira Porcel Estas albóndigas tan fáciles de hacer tienen un resultado espectacular al acompañarlas con esta salsa. Es una […]

    Responder
  6. […] mis hijos les gustan mucho las albóndigas y he descubierto una receta, por supuesto hecha en mi Thermomix, en la que se le añaden zanahoria […]

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Diana Calero Valbuena

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Muévete es un blog donde aprenderás a compaginar una alimentación sana y equilibrada con la práctica de ejercicio. Sobre la autora

Twitter

diciembre 2011
L M X J V S D
« nov   ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031