Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: ¡Muévete!

28ene 12

Besugo a la espalda

El besugo es uno de los pescados azules más magros, y por lo tanto, más sanos. Solo aporta de 2 a 5 gramos de grasa y cada 100 y solo contiene unas 86 kcal por cada 100 gramos de porción de besugo comestible, lo que hace que sea perfecto en las dietas de adelgazamiento.

Al igual que el resto de pescados, el besugo es una fuente de proteínas de alto valor biológico, además de contener vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destaca la presencia de las del grupo B, como la Vitamina B3, B6 y B12.

En cuanto a su contenido en minerales, los más destacados son el potasio, el fósforo, el magnesio y el hierro, aunque éste último en una cantidad baja comparado con las carnes.

Un pescado siempre saludable para los días en los que el ejercicio es escaso, pero no queremos dejar de cuidarnos.

Besugo a la espalda (2 personas)

¿Qué necesitas?

– 1 Besugo limpio

– 2 patatas medianas

– Aceite de oliva virgen extra

– Un chorrito de vinagre

– 2 ajos

– 1 guindilla

– Sal

¿Cómo prepararlo?

Pela las patatas y córtalas en rodajas redondas y lo más finas posible. En una sartén con abundante aceite caliente, fríelas hasta que se queden doraditas.

Ve precalentando el horno a 180ºC arriba y abajo. Mientras se calienta, prepara una bandeja para horno limpia y ve colocando las patatas extendidas por todo el fondo.

Corta el besugo justo por la mitad y colócalo encima de las patatas, dejando la cara con la piel hacia abajo. Mételo en el horno hasta que veas que va cambiando de color, tarda unos 15 minutos más o menos. Una vez que está prácticamente hecho, con un cuchillo quítale la raspa central. Se quita ahora porque es mucho más fácil y se desprende de forma más limpia.

Vuélvelo a meter en el horno a temperatura baja para que no se pase pero que pueda mantenerse caliente.

Por otro lado, en una sartén pequeña echa dos o tres cucharadas de aceite de oliva y fríe los ajos laminados, añade también la guindilla (la cayena es lo que mejor resulta porque están secas y dan el picor justo) y un chorrito de vinagre. Remueve bien durante un par de minutos.

En el momento de servir el besugo echa esta mezcla por encima, le da un sabor buenísimo y muy sabroso. Podeís añadir dos guindillas si queréis que pique más, pero así ya queda perfecto.

¡Y a comer! Feliz fin de semana a todos!

Etiquetas: , , , , ,

4 comentarios

  1. […] una olla pones el aceite a […]

    Responder
  2. […] papas medianas cortadas en cubos chicos con todo y […]

    Responder
  3. […] Merluza a la Bilbaina, el solomillo de ibéricos a las finas hierbas, buenas carnes a la brasa, el besugo al horno o las migas extremeñas de la casa ( y según he podido leer en otras críticas de […]

    Responder
  4. […] Cocinando con mamá 16nov 12Besugo al horno por Marta Conde Compartir Sin comentariosBesugo al hornoUn pescado blanco muy rico, aunque parece un pescado típico de Navidad, la verdad que ahora se […]

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Diana Calero Valbuena

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Muévete es un blog donde aprenderás a compaginar una alimentación sana y equilibrada con la práctica de ejercicio. Sobre la autora

Twitter

enero 2012
L M X J V S D
« dic   feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031