Fruta escarchada, imprescindible en Navidad

Disfrutar de dulces deliciosos en Navidad no tiene porqué ser sinónimo de grasas, altos niveles de colesterol y el abandono de una dieta sana. Uno de los postres más habituales en Navidad, que siempre están pero que parece que pasan desapercibidos, es uno de los más sanos. Se trata de la fruta escarchada, que aunque se trata y es una receta en la que se añade azúcar, siempre resultará mucho más sana que los dulces que encontraremos en el supermercado.

Más sana aún si le echamos valor y nos ponemos a hacerla nosotros mismos. Así que ya sabéis, si queréis cuidar de vuestra línea pero no queréis renunciar a las delicias que nos ofrece la Navidad, seguid los pasos de esta receta y presumid después de que la habéis hecho vosotros solitos.

Eso sí, esta es una receta que no se prepara ni en un día ni dos, necesita varias semanas para que quede perfecta, ahora veréis. Así que id preparándola para decordar el roscón en la noche de Reyes.

fruta_escarchada.jpg

Preparad

  1. Frutas maduras (a vuestra elección: peras, naranjas, ciruelas, albaricoques, etc.)
  2. Agua
  3. 250 gr. de azúcar

¡Manos a la obra!

  1. Según las frutas elegidas tendréis que pelarlas, como por ejemplo las de piel gruesa como los albaricoques. Mi consejo es que lo hagáis porque después el tacto es mucho más suave.
  2. También podéis cortarlas por la mitad y quitarlas el hueso, que siempre será más cómodo a la hora de consumirlas después.
  3. En el caso de los cítricos, después de pelarlas, separad los gajos y eliminad la parte blanca y las membranas.
  4. Colocad la fruta preparada por separado en una cazuela, cubridla con agua hirviendo y cocedla a fuego lento hasta que esté tierna pero sin deshacerse, y sin que pierda demasiados jugos. Con una espumadera, sacad la fruta de la cazuela y ponedla en una fuente sin que queden amontonadas evitando que se aplasten y que se deformen entre ellas.
  5. A continuación preparad 175 gr. de azúcar y 300 ml. del agua de cocción por cada 450 gr. de fruta. Disolved el azúcar muy lentamente en el agua, removiendo de forma constante.
  6. Hervid y verted este almíbar sobre la fruta hasta que la cubra toda. Si no hubiera suficiente almíbar, elaboraremos más con la misma proporción de agua y azúcar.
  7. Dejad que repose 24 horas.
  8. Al día siguiente colocad el almíbar donde reposaba la fruta en una cazuela y añadid otros 50 gr. de azúcar. Disolved el azúcar a fuego lento hasta que comience a hervir y cubrid de nuevo la fruta. Dejad reposar durante otras 24 horas.
  9. Habrá que repetir la operación durante los cinco días siguientes, para que el almíbar se concentre cada vez más.
  10. Pasados estos días, añadid 75 gr. de azúcar al almíbar.
  11. Disolved e incorporad la fruta a la cazuela. Coced a fuego lento un tiempo aproximado de entre 3 y 4 minutos. Con suma precaución, poned la fruta y el almíbar en la fuente.
  12. Dejad que repose durante 48 horas.
  13. Volved a repetir la operación con 75 gr. de azúcar y en esta ocasión dejadlo reposar entre 4 y 12 días. Cuanto más tiempo esté reposando la fruta en esta última parte, más dulce quedará, evitando que quede seca.

Tiempo: 20 días

Número de comensales: 4

Dificultad: difícil

12 comentarios sobre:
“Fruta escarchada, imprescindible en Navidad”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*