Lasaña de percebes, un lujo navideño

Esta vez os traigo un plato de lo más especial. Para mí, la lasaña de percebes es única. Y es que en Navidad parece que “no pega” comer la clásica lasaña boloñesa, aunque he de reconocer que he descubierto últimamente otras formas de hacer lasañas también muy originales como la lasaña de mejillones o de higaditos de pollo.

Pero esta lasaña de percebes es todo un lujo y darnos un lujo un día al año… no viene mal, ¿no? Porque os advierto que los percebes encarecen su precio en estas fiestas así que lo mejor es que los compréis cuanto antes. Aún estáis a tiempo de que no suban su precio desorbitadamente. Este crustáceo vive enganchado a las rocas y capturarlo no es tarea fácil, de ahí su precio, pero como dice el refrán: una vez al año, no hace daño.

Lasaña de percebes

Además, pensad por un momento ¿quién ha comido una lasaña así alguna vez en su vida por estas fiestas? ¡Casi nadie! Así que dejaréis a todos con la boca abierta ¡pero con el estómago lleno!

 Preparad

  1. 400 gr. de percebes
  2. 40 gr. de algas
  3. 8 láminas de lasaña
  4. 2 cucharadas de nata líquida
  5. 1 copa de Albariño
  6. 2 tomates
  7. 2 chalotas
  8. Una pizca de azúcar
  9. Perejil picado
  10. Aceite de oliva
  11. Una hoja de laurel
  12. Sal

 ¡Manos a la obra!

  1. Empezad poniendo en remojo las algas, así que coged un bol, llenadlo de agua fría y metedlas ahí durante 20 minutos.
  2. Pasado este tiempo, escurridlas y preparad una sartén con un chorrito de aceite. Saltead las algas y reservadlas para el final.
  3. Ahora, coged un cazo con agua y ponedlo a hervir con bastante sal y el laurel. Añadid los percebes y, cuando el agua vuelva a hervir, retiradlos en un plato.
  4. Coged el agua en el que habéis cocido los percebes y coladla a otra cazuela. Añadid más agua para rebajar el alto nivel de sal y, cuando hierva de nuevo, coced las láminas de la lasaña durante 3-4 minutos. Escurridlas y reservadlas.
  5. Ahora, picad las chalotas y pochadlas en dos cazuelas con un poco de aceite cada una.
  6. A continuación, pelad los tomates y cortadlos en daditos. Añadidlos a una de las cazuelas en la que estáis pochando las chalotas con una pizca de sal y otra de azúcar. Reservad.
  7. Con la otra cazuela, preparad la salsa de la lasaña. Añadid a las chalotas la nata, perejil picado al gusto, el Albariño y una pizca de sal. Cocinadlo brevemente, trituradlo y apartadlo para luego.
  8. Coged la cazuela de los tomates y percebes y empezad a montar la lasaña capa por capa, intercalando. Terminad con una lámina de pasta.
  9. Echad por encima las algas y después la salsa que habíais triturado.
  10. Decorad con perejil picado y…. ¡a la mesa!

Tiempo: 50 minutos

Número de comensales: 2

Dificultad: media

5 comentarios sobre:
“Lasaña de percebes, un lujo navideño”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*