Canapés de salmón, imprescindibles

canapes_de_salmon.jpgAntes de comenzar con la comida o la cena de Navidad, o si nos toca elaborarla para Nochevieja, necesitamos poner algunos canapés para ir abriendo boca (que parece que durante esas noches son las únicas en las que cenamos durante el año).

Uno de los canapés que no pueden faltar son los canapés de salmón, todo un clásico que siempre es garantía de éxito, pero que además no conseguirá quitarnos el hambre para poder disfrutar del plato principal.

¿Listos para comenzar?

 

Preparad

  1. 4 lonchas de salmón ahumado
  2. Queso cremoso (pero que no sea excesivamente blando)
  3. 4 espárragos

 ¡Manos a la obra!

  1. Esta es una de las recetas más sencillas de preparar en Navidad y que siempre admite algún ingrediente extra, como tostadas en la base o huevas de salmón, especias, etc.
  2. Tranquilos porque los pasos son muy básicos. Lo primero que tendréis que hacer es lavar bien los espárragos y posteriormente escurrirlos hasta que queden sin una sola gota de agua (para terminar de escurrirlos, si los colocáis sobre un paño limpio, quedarán mucho mejor).
  3. A continuación colocad sobre una superficie limpia cada una de las lonchas de salmón ahumado, que queden muy bien estiradas, y sobre cada una de ellas untad el queso cremoso que os guste más. Recordad que no debe ser excesivamente cremoso para que no pierda cuerpo en el momento en el que hagáis la presentación.
  4. Colocad después un espárrago en cada loncha y enrollad el salmón. Lo ideal es que lo apretéis lo máximo posible, de esa manera, al cortarlo, no acabará deshaciéndose. Si esto pasa, coged un palillo y pinchadlos para que queden sujetos.
  5. Cuando los tengáis listos ponedlos sobre una fuente y metedlos en la nevera, de esa manera quedarán más firmes.
  6. Cuando hayan pasado unos minutos dentro del frigorífico, sacadlos y cortadlos en rodajas pequeñas (dependiendo siempre del tamaño en el que hayan salido los rollos). Si son demasiado pequeños, con dejarlos en dos partes, será suficiente.
  7. Podéis presentarlo con un poco de albahaca u orégano alrededor del plato y coronarlo con una hoja de perejil.
  8. Como acompañamiento para estos canapés de salmón ahumado, escoged un vino blanco seco o de sabor afrutado y… ¡a disfrutar!

Tiempo: 20 minutos

Número de comensales: 4

Dificultad: fácil

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*