Pandoro, un postre muy navideño

El Pandoro es uno de los postres navideños más famosos del mundo. Para que me entendáis es un pan dulce. Al principio me parecía un postre bastante complicado de hacer, pero una vez que tienes las “herramientas” adecuadas (entre ellas su singular molde) y te pones manos a la masa, te das cuenta de lo sencillo que es su elaboración.

Como es un postre tan sencillo, te permite hacer las variaciones que vosotros queráis. Al natural, con chocolate, con trozos de fruta, con azúcar glas… ¿Qué más se puede pedir? A mí me parece que es perfecto para la noche de Reyes: una opción más que ofrecer a vuestros invitados.

Pandoro

 

 Preparad

  1. 8 gr. de levadura
  2. 5 huevos
  3. 50 ml. de agua
  4. 1 cucharada de harina
  5. 100 gr. de azúcar
  6. 30 gr. de mantequilla
  7. 400 gr. de harina
  8. Una cucharada de esencia de vainilla
  9. Una pizca de sal
  10. 150 gr. de mantequilla cuadrada
  11. Azúcar glas para decorar

 

  Manos a la obra

  1. Lo primero que tenéis que hacer es echar en el vaso de la batidora una cucharada de harina, la levadura y el agua. Removed con la espátula para que se mezcle bien todo, hasta que creéis una masa más o menos uniforme.
  2. Meted la mantequilla en el microondas 1 minuto para que se derrita.
  3. Romped los huevos en un bol (las claras que os sobren tiradlas) con cuidado de que no caiga cáscara e integradlos en el vaso de la batidora. Incorporad, también, el azúcar, la mantequilla ya derretida, la esencia de vainilla y otra parte de la harina con la sal. Batidlo con la batidora. Si tenéis varillas, hacedlo directamente con las varillas. Si no, utilizad primero la batidora y después echadlo en un bol grande y lo termináis de remover con las varillas.
  4. Añadid la masa del primer paso y seguid añadiendo más harina hasta lograr una masa elástica (no excederse con la harina. Es mejor que quede un poco pegajosa la masa a que resulte seca).
  5. Colocad la masa en un recipiente grande que pueda crecer sin que se salga. Tapad con papel transparente y colocadlo en algún sitio caliente, por ejemplo, al lado de un radiador o una estufa, unas 8 horas para que crezca.
  6. Pasadas esas horas, limpiad una superficie, ya sea la encimera o una tabla de madera, para trabajar sobre ella. Enharinadla y amasad sin parar. Id dándole una forma lo más cuadrada y plana posible.
  7. Metedlo en el congelador durante al menos 20 minutos. Mientras, engrasad el molde con mantequilla.
  8. Pasado este tiempo, sacad la masa y dejad que se descongele. Volved a amasar otros 5 minutos dándole la forma que corresponde al molde. Antes de meterlo en el molde, precalentad el horno a 180ºC por los dos lados.
  9. Metedlo al horno y dejad que se haga durante 45 minutos. Para comprobar que está hecho, pinchad con un palillo de madera: si sale limpio, está listo; si no, dejadlo más tiempo.
  10. Cuando lo saquéis del horno, dejad enfriar a temperatura ambiente, desmoldad con cuidado y decoradlo con azúcar glas o como más os guste.

 

Tiempo: 5 horas

Número de comensales: 8

Dificultad: alta

 

3 comentarios sobre:
“Pandoro, un postre muy navideño”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*