Cazuela de mariscos, un segundo simpático

En estas fechas tan señaladas siempre optamos por hacer carnes, asados o pescados. A mí, personalmente, variar en recetas con otros ingredientes me encanta, por eso no iba a ser menos hoy y, aprovechando que hace poco me enseñaron esta receta, la comparto con todos.

cazuela de mariscosEs un plato que gustará tanto a pequeños como a mayores, así que es ideal para la cena de la noche de Reyes como segundo plato. No es demasiado pesado y es perfecto para tomarlo justo después de alguna crema o ensalada, como la ensalada murciana o un salmorejo cordobés, ambos platos exquisitos. Con este menú seréis unos anfitriones con mucho gusto y os diferenciaréis del resto, ¿a que suena bien?

Los mariscos, como sabéis, son estupendos. Tienen muchas propiedades y a muchas personas, como es mi caso, nos encantan. En esta ocasión os traigo una cazuela de mariscos con dos ingredientes fáciles de encontrar en cualquier supermercado o pescadería, las gambas y las almejas. No es una receta complicada y os recomiendo servirla en platos de barro que le darán un toque muy especial. ¿Comenzamos?

Preparad

  1. Medio kilo de gambas peladas
  2. Medio kilo de champiñones
  3. 1 Kg. de almejas (grandes)
  4. Medio kilo de jamón Serrano en tacos
  5. 1 vaso de vino blanco
  6. 1 vaso de aceite de oliva
  7. 1 pastilla de caldo de pescado
  8. 2 cabezas de ajo
  9. Perejil picado para decorar

¡Manos a la obra!

  1. Primero debéis cortar los champiñones en trozos medianos.
  2. Ahora poned en una olla el aceite y cuando esté caliente, freidlos.
  3. Una vez estén doraditos, añadid las gambas peladas y las almejas. Cocedlas hasta que las almejas empiecen a abrirse. Recordad que las almejas buenas tienen que estar todas cerradas así que si encontráis alguna, antes de echarlas a cocer, abierta, tiradla.
  4. El siguiente paso que debéis dar es quitarles las conchas a las almejas pero reservad unas pocas para colocar por encima como decoración en el plato.
  5. Una vez hecho esto, añadid los champiñones y el jamón. Rehogadlos unos minutos.
  6. Ahora es el momento de añadir el vino blanco y la pastilla de caldo de pescado.
  7. Cuando empiece todo a cocer, dejadlo más o menos un cuarto de hora a fuego lento para que los sabores se mezclen bien.
  8. Lo único que falta es servirlo. Coged un recipiente de barro, echadlo todo y poned por encima las almejas con las conchas que estaban reservadas.
  9. Rematad la faena con un poco de perejil picado. ¡Listo!

Tiempo: 50 minutos

Número de comensales: 5

Dificultad: fácil

4 comentarios sobre:
“Cazuela de mariscos, un segundo simpático”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*