Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: En tu línea

06oct 11

Goulash, exotismo húngaro

Goulash exotismo hungaroHoy os traigo el Goulash, una receta originaria de Hungría. Como veréis os traigo platos de lo más exóticos, pero es que no puedo evitar recorrerme los mejores restaurantes de los países a los que viajo, eso sí, midiendo mucho lo que como, que luego cuando vuelvo no quepo en los pitillos. Pero vamos a lo que vamos, el caso es que este plato se elabora con carne vacuna, cebollas, pimiento, pimentón y muy especiada (esto puede ser una pega para la gente a la que no le gusten las especias, pero en la vida hay que arriesgarse un poquito, ¿eh?).

Se trata de un plato muy popular no sólo en la cocina húngara, sino en la eslovena, en la de los Balcanes (Bosnia, Croacia y Serbia), la ucraniana, la rumana y la de los países de Europa Central (República Checa y Austria). Hay  diferentes formas de cocinarlo, según el país. Eso sí, en todos los casos suele acompañarse de ensalada o puré de de patatas y perejil y comerse con pan o con Spätzle (una pasta muy conocida en Suabia y el sur de Alemania) u otros alimentos ricos en carbohidratos (esto si queréis lo podemos eliminar, ya sabéis que mi lucha contra los carbohidratos es similar a la de Juana de Arco).

En cuanto a su aspecto, es muy similar al ragut de ternera y además muy sencilla de elaborar, ya que al ir preparándose los ingredientes por partes e ir dejando que se vayan cociendo solos mientras se prepara la carne, no tendréis que volveros locos (que si algo a mí me agobia es tener que estar pendiente de doscientas mil cosas a la vez).

Este plato es ideal para que lo toméis si os habéis puesto a dieta, porque además de tener pocas calorías es muy rico en fibra, proteínas y minerales de la importancia del fósforo, el hierro y el potasio.

Lo que vamos a utilizar

  1. 350 gr. de lomo cortado en tiras
  2. Una cebolla cortada en Juliana fina
  3. Dos tomates picados
  4. 50 gr. de arroz integral crudo
  5. Una taza de caldo diet
  6. Una pizca de sal
  7. Un poco de pimentón
  8. Rocío Vegetal Natura

 La receta paso a paso

  1. Poned una cazuela con agua a hervir a buen fuego. Cuando esté caliente echad el arroz con una pizca de sal, dejad cocer ahí durante al menos 15 minutos. Dejadlo en un escurridor y reservad en caliente.
  2. A continuación lavad los tomates, quitadles el rabillo, troceadlo y picadlo bien o usad tomate triturado que si tenéis el día vago os va a ahorrar bastante trabajo y el sabor va a ser el mismo.
  3. Precalentad el horno a 200ºC por los dos lados y colocad la bandeja en la mitad del horno.
  4. Cubrid con Rocío Vegetal Natura un recipiente grandecito y colocad ahí la carne y la cebolla.
  5. Rehogad un instante y agregad el tomate. Cocinad de 2 a 3 minutos en el horno y añadid el caldo de verduras.
  6. Continuad con la cocción durante unos minutos, solamente para que no se seque la preparación. Condimentad con el pimentón previamente disuelto en un poco de agua fría y revolved bien con una cuchara de madera o una espátula.
  7. Retirad del fuego, mezclad y servid caliente junto con la guarnición. Ahora que se acerca el invierno es de esos platos que da gusto comerse al llegar a casa, calentito, calentito… Ya me contaréis.

 

Tiempo estimado de preparación: 10 minutos

Tiempo cocción: 20 minutos

Receta para 6 personas

Dificultad: baja

Calorías: 153 Kcal.

Etiquetas: , , , ,

4 comentarios

  1. Plato muy nutritivo y de los mas rico,sencillo de realizar,y la salsita me vuelve loca para mojar con pan.ñaaammmm

    Responder
  2. […] huir de las zonas turísticas y meterme en el garito más auténtico para degustar platos como el goulash y muchas otras especialidades […]

    Responder
  3. […] cortes de carne grueso ( yo usé New York ) compra el que sea de tu preferencia, puede ser sirloin o […]

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Betty Glup

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

¡Hola a todos! Soy Betty Glup y os propongo una cocina sana y saludable para manteneros en la línea no sólo en verano, sino todo el año. Cuidarse no significa comer mal ni comer poco, el truco está en acostumbrarse a comer bien y variado cada día, y en hacer de ello un hábito de vida. Es mucho más sencillo de lo que parece, ¿me acompañáis?

Twitter