Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: En tu línea

19dic 11

Guiso de pavo con almendras

guiso_de_pavo_con_almendras.jpgA la hora de cocinar pavo tenemos múltiples posibilidades, pero una de las formas más sabrosas es utilizando frutos secos.

En esta ocasión os traigo una receta sencilla, que os puede servir para cenar en una noche tan especial como es Nochevieja. Y es que el año se merece despedirlo a lo grande, ¿no os parece?

Además, esta receta es original, no resulta pesada y no tendréis que pasaros horas y horas en la cocina pendientes de cómo va el guiso. Y ya sabéis, el pavo no es una carne muy grasa y por eso me he permitido el lujo de darle un toque especial: guiso de pavo con almendras.

Así que si os gusta el pavo pero no queréis cocinarlo de la misma manera que siempre… ¿a qué esperáis?

 Lo que vamos a utilizar

  1. 500 gr. carne de pavo (pechuga en trozos)
  2. 40 cc.  aceite de oliva virgen
  3. Una cebolla grande
  4. 2 dientes de ajo
  5. 40 gr. almendras peladas
  6. Una hoja de laurel
  7. 2 tomates maduros
  8. 250 cc. vino blanco seco
  9. 250 cc. caldo de pollo
  10. Sal
  11. Pimienta molida

 La receta paso a paso

  1. Antes de comenzar con la receta, quiero comentar una cosa. Aunque se pueden añadir las almendras ya molidas, lo ideal es ponerlas enteras y después triturarlas cuando la salsa ya esté hecha. De esa manera se mezclarán mucho mejor y la receta quedará más sabrosa.
  2. Comenzad salpimentando de forma generosa la carne de pavo. Tiene que estar troceada, pero que no sean pedazos muy pequeños. Lo ideal es que se lo pidáis al pollero para que no tengáis que partirla vosotros.
  3. Saltead la carne en una cazuela de fondo grueso e id removiéndola hasta que vaya cogiendo un tono dorado. Cuando veáis que ya está hecha, dejadla apartada.
  4. En la misma cazuela, con el aceite que haya sobrado, añadid la cebolla y los ajos picados de forma muy fina, dejándolos que se hagan aproximadamente unos 8 minutos, o hasta que la cebolla vaya viéndose más tierna.
  5. Añadid las almendras y dejadlo otros 4 o 5 minutos más a fuego fuerte.
  6. Echad el tomate, pelado y troceado, el vino blanco y el caldo de pollo, y dejadlo cocer unos 10 minutos a fuego medio, poniéndole una tapa a la cazuela.
  7. Triturad con la batidora, pero sin dejar completamente líquida la mezcla, lo justo para que quede una salsa espesa pero con textura.
  8. La receta está lista para que la disfrutéis en familia en una de las noches más especiales del año.

Tiempo estimado de preparación: 50 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Receta para: 4 personas

Dificultad: media

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios

  1. si quieres que el pavo/el jamon crudo o chuletas/ o el pollo queden jugosos y no secos lo dejas en remojo 8-10 hrs. cubierto de agua con sal 2 o 3 cdas. colmadas por 2 1/2 lts. agua + hierbas aromaticas (si quieres) + 1 y 1/2 cda. de azucar , al dia siguiente lo lavas bajo el grifo y los secas con papel de cocina y lo rellenas como quieras (puedes poner mantequilla entre la piel y la carne, o rodajas de limon, hojas de perejil etc. El relleno americano es miga de pan, con apio, cebolla, zanahoria, -higaditos- todo bien majado y cortadito en trocitos pequenos, lo metes dentro del pavo antes de asarlo. quedara miuy jugoso.

    Responder
  2. […] Elegir carnes magras como la carne de pavo que aporta solo 102 calorías por cada 100 gramos, contra las 310 calorías que tienen 100 gramos […]

    Responder
  3. […] Frutos secos (almendras, avellanas, nueces, […]

    Responder
  4. […] mejor para entrar en calor durante estos fríos meses que un buen guiso, aunque hay veces en las que uno se queda sin ideas a la hora de preparar algo y termina optando […]

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Betty Glup

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

¡Hola a todos! Soy Betty Glup y os propongo una cocina sana y saludable para manteneros en la línea no sólo en verano, sino todo el año. Cuidarse no significa comer mal ni comer poco, el truco está en acostumbrarse a comer bien y variado cada día, y en hacer de ello un hábito de vida. Es mucho más sencillo de lo que parece, ¿me acompañáis?

Twitter