Pastel de queso y frutos secos

Hasta ahora, siempre había relacionado la palabra pastel con algo dulce. ¿Os ha sucedido a vosotros también? Quizás sea solo cosa de novatos… Por eso estoy más entusiasmado que nunca con la receta que os traigo hoy. Para mí es toda una novedad porque hace solo unos días que me la han pasado, y creo que os vendrá muy bien para ampliar vuestro particular libro de recetas, especialmente para los que, como yo, eso de independizarse es algo reciente.

Pastel de queso y frutos secosEl pastel de queso y frutos secos que os traigo es muy fácil de hacer. Ya lo he probado y he de reconocer que me gusta mucho por varias razones. Para empezar, porque da mucho de sí (así tenéis para comer varios días y os podréis olvidar un poco de qué cocinar o también podréis ponerlo de cena cuando invitéis a varios amigos a casa) pero también porque podéis hacerlo con los frutos secos que queráis. Yo os propongo algunos pero, si os gustan más otros… ¡podéis variar sin problemas!

Ale, vamos al lío que ya veréis que fácil que es ¡y lo sabroso que está! Por cierto, podéis comerlo tanto frío como del tiempo. En este caso, bastará con que lo saquéis de la nevera unos minutos antes de comer.

  Qué necesitáis

  1. 4 tarrinas de queso Philadelphia (cada una es de 150 gr.)
  2. 100 gr. de mantequilla
  3. 50 gr. de almendras peladas
  4. 50 gr. de nueces peladas
  5. 60 gr. de pasas
  6. 70 gr. de azúcar
  7. Dos yemas de huevo
  8. Fruta escarchada
  9. Mermelada de fresa

   Cómo hacerlo

  1. Empezad batiendo las yemas en un bol grande con el azúcar.
  2. A continuación, añadid todos los ingredientes, es decir, el queso, la mantequilla derretida, las almendras trituradas, las pasas y la fruta confitada en pequeños trozos. Mezclad todo bien.
  3. Ahora, coged el molde (mejor de cristal) en el que vayáis a verter la mezcla, pero antes engrasadlo bien con un poco de mantequilla.
  4. Tapad el pastel con papel transparente y metedlo en la nevera durante poco más de media hora, todo dependerá del frigorífico. Vigiladlo y cuando veáis que está solido, estará listo para comer.
  5. Cuando lo saquéis, antes de servirlo, cubridlo con una ligera capa de mermelada de fresa y decoradlo con más frutos secos.

Tardaréis 15 minutos (sin contar con el tiempo que necesitará el pastel en el frigorífico)

Receta para 6 personas

Dificultad: baja