Gnocchis caseros

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Gnocchis con salsa de tomate y pesto. Os dejo el proceso para hacer los gnocchis en foto, es muy fácil. La masa solo lleva patata y harina, y es muy muy manejable. Os recomiendo muchísimo hacerlos en casa, no cuesta nada…

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Leire Gamboa

 

Ingredientes (2 personas): Gnocchis:

500 gr de patatas (4 medianas)

50 gr de harina aprox.

Sal y pimienta

Salsa de tomate:

400 gr tomates cherry en rama

2-3 dientes de ajo

Sal y pimienta

1 buen chorrito de Aceite de Oliva

Pesto:

30 gr rúcula

Un puñado de nueces

2 cucharadas de queso parmesano

2 cuharadas de Aceite de Oliva

½ diente de ajo

Sal y pimienta

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos en un recipiente apto para el horno los tomates con un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta y un par de dientes de ajo pelados. Los metemos en el horno durante 30 minutos.

Cocemos las patatas con la piel hasta que estén blandas. Las pelamos con cuidado de no quemarnos y las pasamos por el pasapurés. Añadimos la harina, sal y pimienta. Mezclamos y amasamos hasta que esté homogénea y se haga una bola. No cuesta nada ¡ya veréis! Cortamos en 3 y hacemos un rulo largo con cada trozo. Cortamos en trocitos pequeños y le hacemos las rayitas. Yo tengo la madera especial para hacerles las rayas (es importante para que la salsa se adhiera), pero si no se pueden hacer con un tenedor.

Preparamos la salsa de pesto triturando todos los ingredientes en la batidora de vaso. Se puede añadir más aceite o un poco de agua para triturar mejor.

Sacamos los tomates, les quitamos las ramas y los pelamos. La piel sale muy fácil.

Cocemos los gnocchi en una cazuela con agua salada. En cuanto suban a la superficie sacamos del agua con un escurridor. No tarda nada. Servimos con la salsa de tomate, el pesto, más pimienta recién molida, más queso parmesano al gusto y un chorrito de aceite de oliva…¡A disfrutar!

Leire Gamboa

Leire Gamboa

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*