Bundt cake relleno de mermelada de manzana y frutos secos

Bundt cake relleno de mermelada de manzana y frutos secos

Leire Gamboa

 

Si os gusta hacer masas con esta receta vais a disfrutar y el resultado no puede ser mejor. Es ideal para los desayunos, los almuerzos o las meriendas. El relleno lo podéis modificar por los sabores que más os gusten o incluso por chocolate.

 

Bundt cake relleno de mermelada de manzana y frutos secos

Leire Gamboa

Bundt cake relleno de mermelada de manzana y frutos secos

Leire Gamboa

 

INGREDIENTES:

Fermento:
40gr Harina de Fuerza
12gr Levadura Fresca Prensada
10gr Azúcar Blanquilla
80ml Leche Templada

Resto Ingredientes:
60gr Mantequilla a Temperatura Ambiente
40gr Azúcar Blanquilla
1 Huevo Campero
2 Yemas de Huevo Campero
220gr Harina Fuerza
1/4 Cucharadita Sal

Relleno:
La mermelada que más os guste. Yo he utilizado una de manzana y frutos secos.

Preparación:

Ponemos en un bol los ingredientes del fermento y movemos rápido para que se integre bien. Dejamos reposar 10-15 minutos.

En otro bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos con unas varillas de mano hasta que blanquee. Añadimos el huevo y las yemas e integramos. Tamizamos la harina y la sal, y mezclamos.

Añadimos el fermento una vez pasado el tiempo y mezclamos hasta que la masa no se nos quede muy pegada a las manos. Sacamos y trabajamos unos 3-4 minutos sobre una superficie lisa bien limpia y ligeramente enharinada.

Ponemos en un bol previamente engrasado, tapamos con film transparente y dejamos levar hasta que doble su volumen (aproximadamente una hora). Si tenemos prisa este levado se puede hacer más rápidamente en el horno a unos 30ºC.

Una vez haya doblado volumen sacamos con cuidado y ponemos sobre un papel vegetal. Con ayuda de un rodillo estiramos la masa en forma rectangular del tamaño aproximado de la bandeja del horno. Lo tapamos con un film engrasado y lo llevamos a la nevera durante unos 15-20 minutos.

Sacamos y untamos la mermelada en la superficie sin llegar a los bordes para que luego no se nos salga.

Ya cubierto con la mermelada lo enrollamos y lo ponemos en un molde engrasado previamente uniendo los extremos.

Lo cubrimos con un trapo limpio y dejamos que vuelva a doblar volumen. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Horneamos durante unos 35 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
¡Veréis cómo está!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*