Lentejas con níscalos, un plato de noviembre

lentil-soup-3738547_1920

Cerramos noviembre, un mes de inicio de matanzas en los pueblos de nuestro país y de frías jornadas, ideales para cocinar en casa. Como antiguamente se decía, en noviembre tu fuego enciendes. Con bajas temperaturas, en otoño, vivimos las tardes desapacibles y lluviosas, la vida parece que se adormece y la gastronomía y la navidad se enciende.

Verduras como coles de bruselas y coliflores reemplazan en el mercado a las vistosas hortalizas veraniegas, escasas son las ensaladas. Aun así, en esta época, tenemos muy presente para platos fríos la escarola y los berros. Los frutos secos no pueden faltar en esta época, y absoluto protagonismos a las nueces y las castañas asadas. Las castañas en las casas siempre nos regalan bonitos momentos de otoño, también las encontramos en algunas calles, las cuales se disfrutan muchísimo.

IMG_3537

Del mar podríamos destacar el buen momento de los mariscos, entre ellos el bogavante, centollo, cangrejo, langosta y langostino. No hay que hacerle mucho, es producto, solo producto. Pero si noviembre tiene algún producto destacable, ése es las sabrosas y algo ácidas naranjas y mandarinas. Ideales para consumir como fruta o como ingrediente de suculentos platos. Me encantan en ensalada, sus jugosos gajos con unas lascas de bacalao confitado, cebolleta finamente picada, aceituna negra y todo mezclado con un buen aceite de oliva virgen extra.

orange-3785518_1920

Tiempo de hongos y setas, variedad y calidad, y entre ellos, níscalos en abundancia. Son maravillosos, abundan en nuestros mercados y son enormemente agradecidos, guisados con patatas ya son un gran plato, al natural en fuego vivo con sal y aceite nunca fallan. Particularmente un gran plato son, unas ricas lentejas estofadas con níscalos. Hoy, os dejo la receta, animaros y disfrutarla con la mejor compañía.

IMG_3632

lentil-soup-3738547_1920

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes: para 2 personas.

250 gr. o 1 y 1/2 tazas de lentejas

1 litro o 4 y 1/2 tazas de agua mineral.

Aceite 1 cucharada

1 diente ajo

Pimentón dulce

Comino (optativo)

Sal

80 gr. o 1/4 taza de tomate natural triturado

80 gr. o 2 y 1/2 oz. de panceta ahumada, (importante en un solo trozo, no vale loncheado)

1 chorizo para guisar, si son pequeños 2.

1 punta de jamón serrano (en un solo trozo)

1 cebolla

1 patata

1 zanahoria mediana

1 pimiento verde

1 ñora

200 gr. de níscalos

Elaboración:

– Trocear en dados pequeños la panceta, punta de jamón y chorizo, sofreír 2 minutos en una cazuela con las dos cucharadas de aceite de oliva.

– Picar en brunoise el ajo, cebolla, pimiento verde y zanahoria e incorporar a la cazuela en ese orden y sofreír todo 2 minutos. Incorporar la ñora entera.

– Incorporar una pizca de comino, una pizca de pimentón y el tomate natural triturado, mezclar todo.

– Incorporar 4 cazillos pequeños de lentejas, o 2 cazillos si son grandes.

– Incorporar 12 cazillos de agua, o 6 si son grandes. Esto variara si nos gustan más espesas o sueltas.

– Dejar cocer durante unos 50 minutos a fuego muy suave. A los 30 minutos de cocción incorporar la patata troceada finamente.

– Triturar en un vaso de batidora la ñora con un poco de caldo e incorporar a las lentejas.

– Saltear en una sartén a fuego vivo los níscalos previamente limpios y troceados e incorporar a las lentejas.

– Dejar cocer dos minutos, incorporar sal y un chorro de aceite de oliva virgen extra en el último momento, remover y servir.

También en Twitter e Instagram | @quiquerodrig

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*