Los chuletones están de moda

CHULETON-VACA-GOLD-PRINCIPAL

Entre los chuletones de impresora 3D y los no chuletones del ministro Garzón, los chuletones están de moda. Y es que es el tema de conversación de las últimas semanas con polémica incluida.

Par no meterme en berenjenales solo os diré que las desafortunadas declaraciones del ministro y realizadas en el peor momento están teniendo un efecto llamada. Si, si, no dejan de llegar chuletones tanto al ministro como al presidente del gobierno. ¡¡Y la población se ha venido arriba!! y come su chuletón con más satisfacción que antes. Es más, parece que ahora en este país solo se come chuletón.  Lo que está claro es que la sociedad con todo lo que estamos viviendo ahora no quiere oír estos temas. No solo no ponerse a analizar el mensaje de las supuestas consecuencias negativas de la producción y el consumo de carne para la salud humana y para el planeta. Sino que tampoco se quiere escuchar a alguien que diga lo que no deben comer.

Recordemos que la mayor parte de la población conoce la alimentación saludable y variada de alimentos que nos brinda un país como España, y una poca menos lo lleva a cabo en su alimentación. Por tanto, cada uno, que coma y se alimente como decida. Y por supuesto trabajemos por un futuro más sostenible y sano.

Otro tema muy diferente es el que estoy viendo estos últimos meses en la prensa con los nuevos chuletones de impresora 3D (no son los que le llegan al ministro) algo que sinceramente me inquieta bastante. Se vende como un nuevo avance en una industria, la alimentaria, que evoluciona sin freno para satisfacer en un futuro el consumo de carne con algo revolucionario, no dudo que sea revolucionario a nivel industrial, pero a su vez es algo peligroso nutricionalmente hablando.

60cc6340d7e81

Vayamos por partes. ¿Qué es un chuletón de impresora 3D? Pues al igual que con otros alimentos y para explicarlo de una forma fácil, a través de la impresión 3D se da forma y sabor a pastas procesadas, en este caso de carne, pero pueden ser de pescado o vegetales, consiguiendo un resultado lo más parecido a un chuletón real, sin ser real. Está tecnología permite crear una merluza en salsa, un pollo con patatas o un chuletón, todo gracias a aglutinantes, saborizantes, carnes posiblemente de bajo coste y grasas modificadas.

¡Si ya hay muchos seres humanos que se alimentan mal, no quiero pensar que puede suceder cuando esta producción llegue a los supermercados!

Y mi pregunta es ¿tiene futuro esto?

Según me informan, la impresión 3D en alimentos es tendencia. Y sí, tiene futuro, porque encaja dentro de los estándares del desarrollo sostenible (se suelen usar subproductos de varios orígenes). Ahora bien, habría que ver qué calidad nutricional tiene el análogo de carne, para que no se convierta en un “ultra procesado”.

Y precisamente en esto último está la clave. Si realmente esta forma de elaborar no tiene freno, controlemos y trabajemos por resultados con un valor nutricional lo más aceptable posible. Por el momento lo mío en un NO al chuletón 3D al igual que ya lo era los alimentos ultra procesados. Seguiremos pendientes de esta evolución y mientras tanto señores coman chuletones este verano, que nos lo hemos ganado.

Quique Rodríguez | #losuculentodequique

También en Twitter e Instagram | @quiquerodrig

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*